Hoy me han publicado una parte de un artículo en La Razón sobre Rubalcaba, os dejo primero lo que han puesto en el periódico y después lo que yo escribí. Lo que me han publicado también es parte de una entrevista que me hicieron
-La presentación de Rubalcaba como candidato significa dos cosas: que comienza la campaña electoral y que vuelven los grandes discursos con alta carga emocional, como lo hubieran hecho Churchill o Kennedy. Lo que diferencia los discursos de Rubalcaba es que no se han hecho desde un Gobierno que venía haciendo lo contrario de lo que él decía.
– Rubalcaba puso la razón al servicio de la emoción para conseguir llegar a un público que cada vez está más distante del PSOE.
– Debería haber esperado a iniciar ese discurso hasta que se convoquen elecciones. Un buen discurso no es atemporal y tiene que ir ligado al contexto.
– En politología se suelen escoger entre tres y siete elementos y todo el discurso se centra en ellos. Los de él se centran en los jóvenes, el centro y la izquierda.
– Quiere mostrar que es esquemático, muy organizado y preparado.
– En cuanto a la imagen de su cartel como candidato, su gesto de poner el puño en la barbilla suele denotar que tiene algo que ocultar. Además, la tipografía es distinta a la del PSOE.
————————————
El artículo tal cual lo mandé, aunque por falta de espacio no lo pudieron poner entero:
La presentación oficial de Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato del PSOE para las próximas elecciones generales significa fundamentalmente dos cosas: que comienza la campaña electoral y que vuelven los grandes y preparados discursos con una alta carga emocional, como lo hubieran hecho Churchill o Kennedy cuando hablaban a sus ciudadanos. Lo que diferencia Rubalcaba de esos históricos oradores es que no se han hecho desde un gobierno que venía haciendo lo contrario de lo que él decía.
El nuevo candidato socialista, nos tenía intrigados con su presentación de su candidatura. Estaba preparando unos carteles en los que aparecía como un político renovado, cercano y alegre. Sus mensajes comenzaban a llegarnos con cuentagotas y todo parecía indicar que iba a ser un gran acto, como lo ha sido.
Su discurso ha sido magnífico y ha demostrado que es un candidato con cabeza y con corazón, que está dispuesto a hacer todo lo que esté en sus manos sin hacer promesas vacías. Las propuestas electorales que ha lanzado son interesantes y muy encaminadas al electorado de izquierda y de centro, que le han servido para atacar indirectamente al PP, partido al que apenas ha mencionado. Así, se apropiaba de  buena parte del discurso del movimiento 15-M como de recuperar el impuesto de patrimonio (que eliminó el PSOE), crear impuestos para la banca, regular los mercados financieros, rechazar el copago o cambiar la ley electoral (pese a que votó en contra de reformarla hace siete meses).
A pesar de la clara contradicción entre sus propuestas y lo que ha hecho en el Gobierno como Vicepresidente, Rubalcaba ha sido muy convincente. Se notaba que el discurso estaba muy medido y preparado, incluso parecía que improvisaba, lo cual hacía que sus palabras sonasen más realistas.
Rubalcaba puso a la razón al servicio de la emoción para conseguir llegar a un público que cada vez está más distante del PSOE. Por eso se mostró ambicioso pero realista con las limitaciones coyunturales. Representando a la figura del experto que todo lo sabe y que tiene todas las soluciones, nos habló diciéndonos que nos escuchará (como decía Kennedy), que hará y que luego nos lo explicará.
La cuestión que nos surge es ¿por qué no lo hace ahora? ¿Por qué tenemos que retrasar la salida de la crisis si ya tenemos las soluciones? ¿Acaso alguien dejaría de tomar la medicina cuando tiene una peligrosa enfermedad? Tal vez Rubalcaba debería haber esperado para iniciar este discurso hasta que se convoquen las elecciones. Un buen discurso no es atemporal y tiene que ir ligado con su contexto y a Rubalcaba le ha fallado este último.
Ahora tendrá que luchar día tras día con un PP que acusará al Gobierno de no usar unas medidas que ya tiene cuando Rubalcaba las va vendiendo como las soluciones a la crisis. Rubalcaba dijo en su discurso que “el futuro no es algo por venir, es algo por conquistar” y que “en esta campaña nada está escrito; nada está decidido”. Son claras muestras de un gran orador, pero se tiene que enfrentar, de momento, a los más de quince puntos de diferencia que todavía le separan del PP. Habrá que esperar a ver cómo digiere la sociedad el mensaje del nuevo candidato socialista y veremos entonces si su mensaje resulta tan convincente como lo parecía.

Reportero de Cuarto Milenio en Cuatro Tv, de Milenio 3 en Cadena SER, colabora en A vivir Madrid de la Cadena SER. Anteriormente colaboraba en los programas de Telecinco y Antena3 con María Teresa Campos. 30 años. Hijo de Paco Pérez Abellán. Investigación criminal. Más información sobre él aquí.

1. ¿Cuáles son tus impresiones acerca del periodismo de investigación que se está haciendo en España actualmente?
Creo que se está haciendo, a pesar de lo que se dice y a pesar de la mala prensa que tenemos los propios periodistas, creo que se hace buen periodismo de investigación. Quizá no con la frecuencia que se hacía antes, tampoco tenemos los medios que teníamos antes, hay menos periódicos y dinero, porque el periodismo de investigación cuesta dinero, supone tener a una persona dedicada a un tema durante muchos días, a veces son meses; sólo mantener a una persona dedicada unos días dedicada a un tema hoy por hoy no lo hace casi ningún medio de comunicación. Cada vez las plantillas son más reducidas. A pesar de todo, con esos medios, yo creo que se hace un periodismo de investigación decente. De vez en cuando salen reportajes de profundidad muy buenos, aunque no siempre hay un caso Roldán o un Watergate que investigar, pero sí que es verdad que se hace buen periodismo de investigación.

2. Entonces, ¿crees que estamos en una buena etapa de periodismo de investigación en España?
No creo que estemos en su mejor etapa, pero creo que se intentan hacer periodismo de investigación, aunque cada vez se tira más de las agencias de noticias, se copian más unos periódicos a otros, unos telediarios a otros,… pero de vez en cuando hay un programa de televisión, de radio o en un artículo en prensa que si hace periodismo de investigación propio dedicando a su propio personal y consiguen exclusivas que llaman la atención y revelan cosas importantes.

3. ¿Están muy ligadas esas novedades en el periodismo de investigación a filtraciones políticas?
Muchas veces. Los medios de comunicación pertenecen a grupos que a su vez, a veces, rinden pleitesía a determinadas ideas y los mayores esfuerzos se dedican a ver lo que han hecho los oponentes políticos, si ha gastado el dinero bien o mal, si se está metiendo dinero en los bolsillos,… a veces sí, pero no es el único periodismo de investigación que se hace, ni es el único bueno. Por otro lado, a pesar de que algunos medios sean más partidistas que otros, tampoco hay nada de malo en que haya un medio que esté mirando al rival y el otro medio al otro rival. Esa es una de las funciones del periodismo de investigación: vigilar a los políticos.

4. ¿Cree que falta neutralidad en el periodismo de investigación?
Creo que nos llenamos la boca hablando de neutralidad y de imparcialidad y es muy difícil serlo, sobre todo porque el periodista tiene que trabajar en un medio de comunicación. Lo que tiene que hacer el periodista de investigación es ser honrados: no mentir deliberadamente, no ocultar datos, contar la realidad como la ve uno,… ahí es donde está la honradez, porque imparciales no somos ninguno, por desgracia, somos humanos. Tampoco podemos obviar que cada medio de comunicación sigue una línea y que hay determinados trabajos de investigación que no te van a aceptar en tu medio, es el intramundo del periodismo. Tu elección es trabajar en un medio o en otro, y desde luego hay algunos medios que te dan más libertad que otros. Si la realidad es así, tampoco nos podemos poner en esas palabras tan grandes que se escriben en los manuales de periodismo: ‘hay que ser imparcial’, ‘hay que ser neutral’,… ojalá, si tuviéramos dinero y si tuviéramos posibilidades y medios, se podría hacer un mejor periodismo de investigación, lógicamente. Por desgracia, para hacer el mejor periodismo de investigación hacen falta medios.

5. ¿Cuánto cree que ha favorecido el desarrollo tecnológico al periodismo de investigación?
Lo ha beneficiado de manera innegable. Antes tenías que hacer una entrevista y para demostrar una cosa no contabas con una minicámara o una grabadora pequeña, para poder registrar una entrevista y hacer más sólido un artículo de prensa, para que nadie pueda decir que es falso y se desdiga. Ahora es más fácil protegerse las espaldas, aunque eso luego nunca vea la luz, es una caja de seguridad para el periodista.

6. ¿Cómo definirías el periodismo de investigación en sí?
Realmente es el periodismo. Ahora se hace otro tipo de periodismo que es el recogedor de noticias de agencias, el ir a hablar de la vida de alguien a televisión,… El periodismo de investigación es lo que debería ser el periodismo. Es un periodista que se dedica a investigar algo durante un periodo de tiempo. Pero la inmediatez nos impide con frecuencia centrarnos en determinadas noticias. A veces damos un titular y nunca se sigue esa historia. Lo que se define ahora como periodismo de investigación es profundizar en algo que ya se ha dicho, se sabe que está sin resolver y profundizas: te vas a las fuentes originales, buscas la documentación judicial, hablas con las personas que más saben,…, y juntas todos esos conocimientos para dar algo que puede ser útil para la sociedad. La información es vida, es utilidad. La labor del periodista de investigación es fundamental.

7. ¿Qué más características añadirías al periodista de investigación a parte de mayor profundización y mayores costes?
Una gran curiosidad. Sobre todas las cosas el periodista de investigación es un curioso que quiere saber lo que hay detrás de una noticia, detrás de un titular ambiguo o de una pista que no sabemos lo que puede conllevar,… querer saber y para ello hay que poner interés y sacrificar algunas cosas.

8. ¿Dirías que también le caracterizaría la iniciativa propia?
Es fundamental, porque realmente te puede apoyar tu medio, tu entorno familiar,… pero el que va a seguir ese camino eres tú y tienes que tener las ganas de dedicar mucho tiempo y esfuerzo a algo que, a lo mejor después de dedicarle unas semanas, descubres que no es tan importante como creías y poder haber desperdiciado varias semanas y no tener una noticia. La iniciativa personal es muy importante, hay que convencer a tu director de que esa noticia es importante, de que va a valer la pena el gasto de recursos y de tiempo,… en eso también consiste nuestro trabajo, en saber vender bien las cosas.

9. ¿Ayuda el no identificarse como periodista para conseguir más información?
Claro que ayuda. El ser un periodista medianamente conocido te impide muchas veces llegar al fondo de muchas cuestiones, aunque a veces te abre puertas. Lo más probable es que te intenten ocultar información, sobre todo en temas importantes. Solemos recurrir a compañeros para que intenten conseguir ciertos datos. El hecho de no decir que eres periodista, entrar en un bar y hablar con la gente como un turista o una persona que se está interesando en la historia del pueblo o de algún alcalde que estuvo,… siempre da mucho más juego y hace que los interesados se corten menos.

10. ¿Cuál es el paso más difícil a lo largo de una investigación periodística?
Una investigación siempre está llena de dificultades, desde el principio. Pero creo que lo más difícil de todo es encontrar una buena pista, una línea que seguir y no tener miedo a preguntar, ni prejuicios (no quitarle la importancia porque no sea lo más políticamente correcto o porque no sea el asunto más llamativo). Esforzarse en encontrar algo que no haya encontrado un compañero de otro medio, sobre todo.

11. ¿Cuáles son los problemas habituales que se suelen encontrar en una investigación periodística?
Silencio, falsas pistas, gente que te dice cosas interesadas para despistarte, dificultad para hablar con las altas instancias, conseguir papeles/documentos judiciales que sustenten lo que estás investigando, hablar con la policía (hay que tener contactos dentro, porque los gabinetes de información están para dar lo justo y despistarte),… las dificultades son todas. Hay que tener un poco de carácter, ganarse a determinadas personas, haciendo y devolviendo favores que te van abriendo pequeñas puertas que luego te ayudan en otras investigaciones. Nada es fácil, pero es muy gratificante obtener aunque sea un dato que no se había encontrado antes.

12. Los teóricos dicen que la investigación periodística se debe centrar en los asuntos de interés públicos
Lógicamente, cuando te metes en una investigación tienes que pensar que tiene que tener un fruto y en lugar de pensar en el resultado comercial se debería pensar en cómo va a afectar a la sociedad, si va a ser lo suficientemente importante como para dar un giro a la opinión pública. Pero lo cierto es que se suele mover por otros caminos, están los intereses políticos (que a veces no es el interés social, sino el particular), los intereses económicos,…

13. ¿Qué tipo de filtros para contrastar la información se suelen utilizar en el periodismo de investigación?
Por desgracia, los periodistas estamos muy perseguidos por la justicia, antes siempre fallaba a favor del periodista. Ahora hay abogados que se dedican a perseguir a periodistas que se han podido equivocar simplemente en un dato, denunciarle y sacarle todo el dinero que tiene. Hay que ser muy cuidadoso y cubrirse bien las espaldas. Tienes que tener tus grabaciones, tus contactos bien hechos, saber si la persona que te cuenta algo tiene credibilidad, si te dicen algo de una persona intentar hablar con ella también,… No puedes lanzarte a la piscina en el mal sentido, no puedes publicar una noticia aunque creas que es verosímil, aunque creas que es real, si no tienes las pruebas de que eso es real, te arriesgas a una demanda. Sin documentos o personas que te estén apoyando, es muy arriesgado. Los filtros que hay que pasar son los de la honradez propia, saber que no estás mintiendo y tener datos fiables, fuentes que te merezcan respeto y documentos filmados, grabados, fotografiados,…

14. ¿Alguna vez te han intentado dar información falsa?
Muchas. No sólo lo han intentado, nos la han dado. Información falsa, incorrecta, incompleta,… pero eso se soluciona acudiendo a varias fuentes. No hace falta ser periodista de investigación para eso, hoy contamos con una herramienta muy importante que es Internet, pero que hay que saber utilizar. Uno no puede llegar a la primera página de internet en la que haya una noticia y contarla como si fuera verdad sin hablar con determinadas personas, buscar más información, hacer algunas llamadas,… Por ejemplo, en nuestra redacción aquí en El País, en Cuatro o la Cadena SER, los chicos jóvenes a veces se quedan bloqueados cuando hay una bajada de tensión, nos quedamos sin Internet y no saben qué hacer. Hay muchos recursos y hay que utilizarlos todos, y ya sé que es costoso y más lento, pero son los que hacen más sólido a un trabajo.

15. ¿Crees que vale todo en el periodismo de investigación?
Yo no soy muy partidario de la cámara oculta, a me parece que es un medio que se puede utilizar para conseguir cierta información pero que luego puede ser muy engañosa, porque las personas cuando saben que están siendo filmadas tienen una actitud, pero cuando no les pones una cámara oculta tú puedes casi empujar a que delinca mucha gente; si les pones un cebo mucha gente puede cruzar esa línea. Entonces, ¿hasta qué punto estás manipulando la realidad? Estás interviniendo. Cuando estás haciendo una investigación debes ver lo que hay, no poner cosas allí para que tu investigación sea más bonita y llamativa.
No vale todo. Cada uno tendrá una conciencia y una manera de hacer las cosas. Lo que sí está claro es que puedes llegar más lejos si el objetivo es mayor, si estás buscando un bien común para todo el mundo y que podría ser revelador, si sabes que hay alguien que está matando a muchas personas y sabes que si le pones una cámara oculta lo vas a descubrir, lógicamente hay que tragarse las cosas que pueden parecer menos adecuadas, si el fin es bueno. Hay que ponerse uno mismo ciertos límites.

16. ¿Cree en el periodismo de talonarios?
Creo que siempre se ha utilizado la seducción para conseguir información. ¿Pagar una entrevista? Pues a alguien que se ha acostado con un famoso, no se la pagaría. Pero a un hombre que me puede revelar datos determinantes para una investigación sobre un caso de corrupción política, pues igual merece la pena, porque ese desembolso puede ir a favor del bien común.

17. ¿Qué diferencia ves entre pagar por la información y que te envíen un dossier completo y te lo pongan encima de la mesa?
Que te envíen un dossier completo significa que te están dando lo que ellos te quieren dar, es decir, lo que les interesa. Pagar por la información, depende. Si es única, exclusiva, que una persona sólo la vaya a soltar si la vende, pues hay que valorarla. No es la mejor manera de obtener la información pagándola, lo mejor sería tener un equipo de investigación, pero a veces no queda más remedio.

18. ¿Se podría decir que es lo mismo periodismo de filtración y periodismo de investigación?
No tienen nada que ver. Por definición, la filtración no es investigación. Lo que sucede es que en una investigación de pueden ir filtrando datos. La filtración puede ser el inicio o el apoyo de una investigación, es un añadido, no una investigación en sí.
19. ¿Qué tipo de fuentes deben primar: las primarias, las personales, documentales,…?
Las fuentes primarias, siempre. Eso es pura matemática del periodismo. Pero llegar al protagonista de una historia suele ser difícil en determinados casos. A lo mejor tienes que empezar por personas que conocen a esa persona para ir acercándote a los protagonistas. Cuanto más te alejes de la base de lo que ha ocurrido, más inexactos serán los datos.

20. ¿Qué es lo que suele llevar a alguien a convertirse en fuente de un profesional de la información?
El interés. La gente que te filtra algo, que te está ayudando, salvo excepciones, busca un toma y daca, que determinada persona caiga, que se sepa que determinada persona está haciendo algo mal o cometiendo un delito,… y a él le viene bien o espera que en un determinado momento le puedas ayudar de alguna manera. A lo mejor nada fraudulento, pero todo se mueve por el interés.

21. Hasta ahora, ¿cómo has solido iniciar las investigaciones: casualidad, rumores, chivatazos, búsqueda…?
Un poco de todo. Hay investigaciones que empiezas porque hay una noticia que ha salido y se ha quedado incompleta. Hay veces en las que llega algo a la redacción, un documento, una fotografía, una grabación,… y eso te hace iniciar el movimiento. Yo por ejemplo he trabajado en asuntos políticos, judiciales, crímenes, temas del pasado, algo de actualidad… y hemos buscado reconstruir casos sin resolver para intentar descubrir algo, hablar con criminales, con víctimas,…

22. ¿Qué importancia tiene el off the record?
Es básico. Además, cuanto te hablo de honradez, hay que respetarlo al 100%. Hay gente que confía en ti y te da ciertos datos que no puedes revelar a pesar de que sean muy golosos, porque perder esa fuente puede acabar con el reportaje y con otros del futuro. Además, esa información puede no estar madura,… Es fundamental que las personas que colaboran se sientan confiadas, y te pueden dar un dato que no puedes revelar.

23. ¿Has usado alguna vez la cámara o la grabadora de voz sin que se sepa?
Yo grabadora muchas veces, porque hay determinados testimonios de los que no estás muy seguro o que vas a utilizar entrecomillando. Muchas veces das tu cara y tu prestigio y hay persona que se desdicen y pueden acusarte de que eso es falso. La grabación te puede salvar la vida. Yo lo veo más que como un seguro de vida que como una traición. Yo nunca he grabado algo de manera “oculta” y tener que utilizarlo. Yo sólo lo utilizaría si los fines lo justifican.

24. ¿Qué te parece la última resolución del Tribunal Supremo restringiendo el uso de la cámara oculta?
Es que la cámara oculta es una herramienta peligrosa, sobre todo por el mal uso que se puede hacer de ella, porque si graba una cosa que iba a suceder de todas maneras puede ser muy útil. El problema es que se puede manipular y dirigir. Se puede utilizar para revelar datos de la intimidad de alguien. Lo ideal sería que nosotros mismos restringiéramos ese uso, que no utilicemos una cámara oculta para ver desnuda a una famosa en su casa. Pero como la bondad infinita no existe, se hace mal uso de muchas cosas y los jueces muchas veces piensan que es más importante el derecho a la intimidad. De hecho, se está tendiendo a eso, a considerar que es más importante el derecho a la intimidad y a la privacidad que el derecho a la información. Cosa que puede ser un error, pero que nosotros mismos hemos provocado dando información que no tenía ningún valor, revelando datos íntimos que no teníamos que haber hecho o provocando situaciones para que se incurriese en un delito.

25. ¿Cómo ha sido tu relación con los jueces?
Nunca me he tenido que pelear con ellos. He tratado siempre de hacer las cosas muy bien. Para obtener información en muchas ocasiones nos han ayudado. Ellos tienen claro que tienen que hacer justicia pero saben que la información es fundamental y que la sociedad quiere información. La gente quiere saber qué le ha pasado a Marta del Castillo, si Santiago Mainar es culpable o inocente,… si puedes conseguir datos de esas investigaciones y te la puede facilitar un juez o un abogado, no hay ningún problema y ellos son conscientes de esto. Su profesión les impide hacerlo públicamente, pero todos lo hacen.

26. ¿Has recibido querellas, denuncias,…?
En mi caso no. He intentado hacer las cosas siempre muy bien. He tenido mucha suerte también. A las redacciones llegan muchas querellas, aunque la mayoría no se admiten a trámite porque no tienen ninguna base. Algunos se cabrean porque se hable de un crimen que se cometió en su pueblo hace veinte años y te ponen una demanda. A mí me han amenazado muchas veces con demandarme para impedirme que grabe en la calle, por ejemplo. No nos podemos asustar tampoco. El periodismo ha estado siempre perseguido y cuanto más importante sea la noticia a más gente va a molestar. Lo normal es que los jueces protegieran a los periodistas, pero, sobre todo por la prensa del corazón, están ahora girando hacia el derecho a la intimidad, hacia la propia imagen, la privacidad,… conceptos que muchas veces chocan con las cosas que si se deben contar.

27. ¿Qué te parece que el secreto profesional no esté desarrollado en la ley española?
Siempre se dice que tenemos ese derecho. La ley te ampara, pero qué secreto profesional estás ocultando. Si te mandan declarar y no revelas una fuente el juez puede proceder contra ti. Te ampara ese derecho, pero es como la cláusula de conciencia. Puedes demandar a tu empresa, pero si lo haces te vas a cerrar las puertas de todos los medios de comunicación de España. No es que estén poco desarrollados, es que son difíciles de aplicar. En general un periodista no debe revelar sus fuentes.

28. ¿Has recibido alguna vez presiones desde tu propio medio?
En la mayoría de los casos, ni siquiera te pones en la tesitura de ir contra tu medio. Todo el mundo sabe de qué pie cojea cada medio. La presión casi nunca es directa. Es algo tan sencillo como que si estás en la Cadena COPE no se puede decir nada malo de la Iglesia. Nadie lo va a hacer.

29. ¿Alguna vez te has sentido decepcionado en una investigación?
Decepcionado no, triste. A veces haces un trabajo y las cosas no salen como querías. Además, es lo más normal.

30. ¿Cómo ves el futuro del periodismo de investigación?
Oscuro, como veo el futuro del periodismo en general. El periodismo de investigación es incluso más sensible porque necesita más medios. Cubrir una rueda de prensa es interesante, pero a veces hay que ir por detrás y escuchar otras fuentes, dedicar más tiempo, pero cada vez hay menos medios, cierran periódicos, en esta época hay muchos despidos,… y las posibilidades de hacer periodismo de investigación son menores. Pero nunca desaparecerá porque siempre habrá alguien que esté interesado en que las cosas se sepan.

31. ¿Qué casos destacaría de los que ha investigado?
Muchísimos. Hay asuntos que hemos revelado que no se sabían. Hace muy poco se estuvo hablando de los pistakos de Perú. Es difícil saber lo que tiene de verdad y lo que tiene de mentira. Cuando sale todos los medios dan que hay una banda que se dedica a degollar gente, a sacarles su grasa y venderla en Europa. El turismo baja un 81% en esa región y se dice que es mentira. El ministro dice que es verdad, la policía defiende su posición… En Cuarto Milenio conseguimos documentos judiciales y policiales de todos los detenidos, de los procesos en que hacían las cosas,… estaba tan elaborado que era imposible que fuese mentira. Nos mandaron los análisis científicos de la grasa humana. Se emitió desde Perú un comunicado que era falso y los medios más prestigiosos publicaron de nuevo que era mentira.

32. ¿Alguno en España?
Sobre todo con chicas desaparecidas, algunos sin resolver. Hemos conseguido testigos que ni si quiera participan en procesos judiciales, hemos conseguido documentos que estaban bajo secreto de sumario,…

¿Quién es Melchor Miralles? Si no lo sabe pulse aquí.

 

1.  ¿Cuáles son tus impresiones acerca del periodismo que se está haciendo en España actualmente? ¿Nos encontramos ante una buena situación para el periodismo de investigación? ¿Hay diferencias entre el periodismo de investigación de los 80 y el actual? ¿Cómo ha influido el desarrollo tecnológico?
En España el nivel del periodismo es equivalente al de otras actividades profesionales, es decir, mediocre, lo cual no significa que no haya grandes medios y grandes periodistas. Esto desde el punto de vista de los contenidos, del periodismo que se hace. En lo que se refiere a los medios tecnológicos en los diferentes medios, prensa, radio, tv, creo que estamos al mismo nivel de los países más desarrollados.
El periodismo de investigación no vive sus mejores días, sin duda, pero también hay excepciones. Funciona mejor en el ámbito de la política y lo social y mucho peor en el ámbito de lo económico, debido a la formidable fuerza de las grandes compañías y el poder que tienen con el dinero que destinan a la publicidad.
Hay algunas diferencias, entre otras que creo que en los 80 había más periodistas que ahora dispuestos a complicarse la vida y que tenían como objetivo más el hacer adecuadamente su trabajo y menos considerarse gente importante…
Respecto al periodismo de investigación en positivo porque los medios son mejores, aunque no se note mucho, o al menos lo que a algunos nos gustaría.

2.  ¿Cree que hay falta iniciativa?
Si, se mezclan la falta de iniciativa con la falta de interés de algunas empresas periodísticas, con la falta de ganas de algunos profesionales con la presión de los poderosos.

3.  ¿En qué se diferencia un periodista de investigación de los inicios de la Democracia en España de uno de ahora?
Creo que ya está respondida la pregunta. El periodismo ha cambiado porque los periodistas han cambiado, y yo creo que a peor, aunque insisto en que creo que ha sucedido lo mismo con los políticos, los empresarios, etc. Creo que en España la educación es nefasta y estamos ante una consecuencia de ello.

4.  ¿Cómo definiría periodismo de investigación?
Aunque todo periodismo debiera ser de investigación llamamos periodismo de investigación al que se empeña en que los ciudadanos sepan toda la verdad de aquellos asuntos sucios detrás de los cuales hay alguien poderoso empeñado en que nadie lo sepa. Creo que es una buena definición.

5.   ¿Cuándo sabemos que estamos ante un periodista de investigación, es decir, qué lo diferencia del periodista “normal”? (¿Cuáles deben ser sus características?)
Pues cuando la empresa para la que trabaja le da tiempo y dinero para seguir las pistas que le conducen a la verdad. Parece fácil pero es complicado.
Respecto a sus características o cualidades diría varias pero sobre todo tenacidad, honestidad, paciencia, desconfianza, frialdad, tesón, sagacidad y capacidad de análisis.

6.  ¿Es importante el anonimato para un periodista de investigación? ¿Se suele recurrir al camuflaje? ¿Es frecuente sentir miedo en las investigaciones periodísticas?
Si no el anonimato, que algunas veces también, si la discreción. El ser conocido de la opinión pública a veces te impide acceder a determinados sitios, pero otras veces te abre puertas. A veces si he recurrido al camuflaje. Y respecto al miedo yo he sentido mucho, incluso te diría que en ocasiones muchísimo, pero el miedo es un sentimiento que un ser humano debe controlar.

7.  ¿Cuál es el paso más difícil a lo largo de la investigación, en base a su experiencia?
Pues aunque parezca una tontería, y por eso hablaba de la importancia de la tenacidad, ser capaz de tocar a una puerta la vez 101 cuando previamente te la han cerrado 100 veces.

8.  ¿Con que problemas se problemas se suele encontrar un periodista de investigación?
Muchos y variados, pero en los asuntos importantes, con la presión, y en mí caso la capacidad de coacción y amenaza del poder. Es duro soportarlo.

9.  ¿Cree que los actuales descubrimientos de casos de corrupción responden al resultado de las investigaciones de un partido a otro, o del trabajo de investigación periodístico? (¿Es o puede ser independiente el periodismo de investigación actual?)
Pues la verdad es que creo que hay de todo, aunque en general creo que hay detrás un trabajo periodístico, o al menos eso quiero creer. Dicho esto, ninguna fuente de información es mala para un periodista, lo que importa es que lo que te cuenten sea verdad, no la intención o la catadura moral de la fuente, que es intrascendente si los hechos son veraces.
Y respecto a la segunda, el periodismo de investigación o es independiente o no es periodismo, es otra cosa.

10. ¿Cree que es un requisito obligatorio que el objeto de la investigación sea de interés público?
Me parece una obviedad

11. ¿Qué tipo de filtros se suelen plantear en el periodismo de investigación?
Yo solo pongo el que te he dicho antes, el de comprobar la veracidad, y hay una máxima que a veces echo de menos en el periodismo en los casos complicados que es la de al menos tener la información contrastada en dos fuentes.

12. ¿Crees que en periodismo de investigación vale todo?
Creo que no hay ninguna actividad en la vida en la que valga todo, ninguna.

13. ¿Crees en el periodismo a base de talonarios?
No, pero creo que es legitimo en ocasiones pagar por una información, si lo que estas pagando es el tiempo que una fuente tiene que dedicarte en la búsqueda de la comprobación de los datos que te suministra.

14. ¿Qué diferencia hay entre pagar por una información o que te envíen un dossier completo y te lo pongan encima de la mesa?
Pues la que te decía. Yo no pagaría a cambio de un papel y adiós. Pero he pagado y volvería a hacerlo a personas que, además de entregarme unos papeles, han estado semanas a mi disposición para comprobar la veracidad de la historia.

15. ¿Haces alguna diferenciación entre el periodista que trabaja una historia por pura intuición, y el que lo hace, porque le ponen un dossier sobre la mesa? (¿El periodismo de filtración es lo mismo que el periodismo de investigación?)
Detrás de cada noticia hay una filtración. Lo que no es admisible, y hay quien lo hace, es recibir una información, un dossier, y sin más publicarlo o emitirlo. Eso es inadmisible. Pero detrás de cada gran historia hay una fuente que te ha filtrado algo.

16. ¿Qué tipo de fuentes debe primar en una investigación periodística? ¿Qué papel juegan? (personales, oficiales, documentales,…)
Ninguna fuente es desdeñable y en las grandes historias que yo he hecho las ha habido personales, oficiales, documentales y de todo tipo. Pero la experiencia me dice que las que podemos denominar personales son las fetén.

17. ¿Qué es lo que lleva a alguien a convertirse en fuente de un profesional de la información?
Pues he conocido todo tipo de casa pero fundamentalmente venganza, reproche, arrepentimiento de algo que se ha hecho y, despecho. Y un poco de sentimiento de búsqueda de la verdad.

18.  ¿Cómo se suele iniciar una investigación periodística? (casualidad, rumor, chivatazo, búsqueda…)
Pues la verdad es que la mayoría de las grandes historias que yo he hecho han nacido o de la casualidad o de la búsqueda personal de ella.

19. ¿Se puede confiar en las fuentes que exigen un pago por su información?
Pues ya he respondido. Yo desconfío de quien pretende un dinero a cambio de un dossier y desaparecer. Pero no se trata de confiar o no, sino de comprobar la veracidad de las informaciones que te dan.

20. ¿Eran frecuentes las confidencias mientras investigaba el caso GAL?
Pues sí, lógicamente. Y en casos como los GAL, en que investiga poca gente, se produce el efecto de que las fuentes te buscan porque perciben que eres el único y que de verdad estás dispuesto a llegar hasta el final.

21. ¿Son frecuentes los intentos de engaño por parte de las personas involucradas en la trama de una investigación?
Lo que es frecuente es que se te acerque gente enviada por quien no quieres que te enteres de las cosas para confundirte en tu investigación, o sea, para intoxicarte e inducirte a error.

22. ¿Plantea dificultades trabajar en off the record?
No, el off the record hay que respetarlo y puede ser enormemente útil, o al menos a mi me lo ha sido. Y el periodista que no lo espeta lo tiene muy crudo porque es pan para hoy y hambre para mañana.
23. ¿Ayuda el off the record en las investigaciones, o se suele intentar con ánimo de frenar una investigación para que el periodista así no pueda contarlo?
Off the record no es no contarlo sino contarlo sin poder citar la fuente, lo cual te lleva a que sea ineludible contrastarlo por otro lado.

24. ¿Se valió de la cámara oculta en alguna ocasión? ¿Es frecuente el uso de escuchas o cámara oculta?
Por supuesto que sí. La cámara oculta es una herramienta de trabajo absolutamente legítima que hay que emplear sabiendo los límites que tiene su utilización. Respecto a escuchas, jamás he interceptado la comunicación de terceras personas ni lo haría porque no es legal, pero es absolutamente legal grabar una conversación en la que uno de los interlocutores es uno mismo.

25. ¿Qué le parece la última restricción del Tribunal Supremo limitando el uso de la cámara oculta?
Me parece lamentable y estoy seguro de que el Tribunal Constitucional va a modificar esa jurisprudencia. Estamos viviendo momentos delicados para la libertad de expresión.  Ahí están también las condenas a Antonio Rubio de El Mundo o Daniel Anido y Rodolfo Irago, de la SER, por revelación de secretos.  Hay jueces que entienden de modo peculiar el derecho a la libertad de expresión y el derecho de los ciudadanos a recibir información.

26. ¿Por qué cree que la tv se vale tanto de la cámara oculta para realizar programas?
Cuando se hace para investigar un hecho de interés público me parece bien, cuando se hace para violar la intimidad de alguien me parece delictivo e inmoral. Dicho eso, no creo que se utilice tanto como usted dice, lamentablemente.

27. ¿Cómo fue tu relación con los jueces?
Es, porque tengo muchos asuntos en los tribunales, de absoluto respeto, como debe ser, pero de cero temor. Ello a veces genera problemas porque hay muchos que se valen del temor de los ciudadanos para no hacer correctamente su trabajo.

28. ¿Cómo suelen influir los jueces en el desarrollo de la investigación periodística?
En la mayoría de los grandes casos, en España, la Justicia ha ido por detrás de los medios, la Justicia ha iniciado sus investigaciones después de que los medios denunciaran los casos. Una vez que arrancan los sumarios, el ámbito judicial resuelve las responsabilidades penales o civiles y los periodistas informamos.

29. ¿Hasta qué punto se amparan los periodistas en los jueces para que den cobijo a sus investigaciones, y hasta qué punto los jueces utilizan a los periodistas para poder activar sumarios e investigaciones judiciales?
Ya le digo, los jueces muchas veces investigan a partir de investigaciones periodísticas. Y no conozco a ningún periodista que se ampare en un juez para dar cobijo a sus investigaciones. Otra cosa es que un periodista debe estar a disposición de la Justicia para colaborar siempre que se le requiere sin violar su obligación de guardar el secreto profesional.

30. ¿Qué le parece que el secreto profesional no esté desarrollado en la ley española?
Lamentable. Creo que es urgente desarrollar la Constitución en este punto con carácter de urgencia.

31. ¿El periodista de investigación se siente protegido con la ley actual? ¿Cree que sería necesario la creación de un estatuto?
No creo que haya que legislar más. Con respetar la ley en vigor es más que suficiente.

32. ¿Has tenido muchas querellas, denuncias,…? (¿Has perdido alguna?)
Pues más de un centenar.  He perdido algunas en primera instancia y creo que  sólo una en sentencia definitiva, que yo recuerde.

33. ¿Se sufren muchas presiones en el propio medio durante una investigación?
Depende de las empresas. Yo solo puedo hablar de mí. En Diario 16 recibí presiones que superaba con el apoyo del director, y me fui cuando despidieron al director por defender mi trabajo. En El Mundo nadie me ha presionado jamás.

34. ¿Es importante la confianza y la ayuda del editor para la investigación?
No es importante, es absolutamente imprescindible. Sin el apoyo del editor y de la empresa no es posible investigar nada de verdad.

35. A parte del Caso GAL, ¿en qué otros casos has participado? ¿Se ha sentido decepcionado con alguna investigación de las muchas que ha llevado a lo largo de su carrera?
Pues muchos. El Batallón Vasco Español, mil cosas de ETA y su entorno, Filesa, Roldán, asuntos de narcotráfico, tráfico de armas, tráfico y compraventa de órganos, tráfico de bebes……
Me he sentido decepcionado del ser humano al haber podido comprobar la capacidad de generar dolor y sufrimiento que tiene tanta gente en este mundo. No alcanza a comprenderlo.

36. De  los últimos casos de periodismo de investigación ¿cuál le ha llamado más la atención?  ¿Cómo ves el futuro del periodismo de investigación?
Uno inconcluso que algún día llegará a su final, que es el 11-M, que en muchas ocasiones me ha hecho revivir el asunto GAL. Respecto al futuro del periodismo de investigación, delicado, como el de la profesión en general.

37. ¿Cómo ha influido en tu vida el periodismo de investigación? (¿Qué le motivó a apartarse de él?)
Ha sido mi vida durante muchos años. Ahora estoy apartado de la primera línea de batalla, pero dirijo equipos que lo practican cada día con unos medios muy limitados debido a la crisis. Pero no cejaremos, creceremos y seguiremos siendo incómodos para los poderosos.

Enrique Dans es uno de los personajes más importantes de la red Española, gran conocedor de la actualidad tecnológica, escritor de libros, redactor de numerosos artículos a la semana, profesor en el Instituto de Empresa,… La entrevista que le he hecho trata sobre la publicidad online. Hoy la tercera y última parte. Lamento haber tardado tres días y sobre todo quiero volver a agradecer a Enrique que me concediese la entrevista y el buen trato que tuvo conmigo: ¡Gracias otra vez Enrique!

1ªParte de la entrevista, clic aquí.

2ªParte de al entrevista, clic aquí.

3ªParte de la entrevista, clic aquí.

¿Se puede hablar de un enfrentamiento entre Google y los medios de comunicación digitales?

Es un tema delicado. Google está pagando a los medios el uso de sus titulares y pequeños pedacitos de texto en atención: “si lo quieres te lo quedas, si no, dime que te saque de Google News, y te saco encantado”. Es una decisión tan rápida como hacer un clic. ¿Por qué no se van? Porque son como el perro del hortelano, ni comen ni dejan comer. En el momento que te encuentras dentro de los medios, hay un enfrentamiento muy fuerte entre el director del digital y el director del medio convencional que dice: “fuera de Google News” y el de digital: “¡ni de coña!” o “si me quitas de Google News no me midas por rentabilidad, porque no te la puedo dar”. La cuestión es: por ahora no hay nada que discutir, sobre todo porque Google News no tiene publicidad. No está haciendo una explotación económica de los contenidos de terceros, y si la estuviera haciendo sería pagando con atención.

¿Banner o no banner?

El banner es natural. Es dedicar un espacio determinado a una creatividad determinada, con una forma determinada que se normalizó por una cuestión de conveniencia. Seguiremos teniendo banner por mucho tiempo, no sé si con las mismas características, habrá muchos avances hacia nuevos formatos, nuevas creatividades y cosas por el estilo, pero es la forma natural de hacer publicidad en internet. Cada cierto tiempo, cíclicamente, se dice que el banner ha muerto y yo no paro de ver banners por todas partes.

¿Cuál es tu opinión sobre los enlaces patrocinados?

Los enlaces patrocinados son la base del negocio de Google, por tanto, si Google para mantener su negocio exige a otros que borren o que no incluyan sus enlaces patrocinados, so pena de excluirlos del suyo, tenemos un problema, es un poco ciberbulling. ¿Le permite el mercado hacer eso? Por ahora se lo está permitiendo. Si yo pongo enlaces patrocinados en mi blog me baja el PR (pagerank). Si yo decido vender enlaces patrocinados, como no soy Google y los estoy vendiendo… Que te puedas arrogar (apropiar) la exclusiva de vender enlaces patrocinados es un poco comprometido. Otra cosa es que desde el punto de vista de transparencia, si vendes enlaces patrocinados pues deberías etiquetarlos como tales, como publicidad. Cualquier cosa que no sea identificar claramente lo que es contenido y lo que es publicidad, me parece bastante mala, me parece que los medios que lo hagan lo acabarán pagando con pérdida de credibilidad.

¿Se utilizarán cada vez más las keywords (palabras clave) en los medios digitales?

Todo aquello que se puede exprimir se exprime. El problema del algoritmo de Google es que no se sabe si se está optimizando para dar un resultado mejor o para evitar unos usos torticeros del mismo. El gran avance de Google fue poner un punto de control en un sitio que los soportes no podían controlar. Antes de Google, el soporte tenía que decir cómo quería ser indexado: “voy a poner estas palabras, voy a utilizar estos contenidos, voy a hacer esto…”. Eran cosas que podía hacer él. Todo el mundo quería ser indexado lo más alto posible. Google decide que el punto en el cual se decide cómo eres tú de importante no está en ti, está en el resto del mundo que decide vincularte o no decide vincularte. Como el punto de control no está en ti, es mucho más difícil de subvertir, es mucho más sólido, porque tendrías que convencer al mundo para que te vinculase, que se hace o se intenta hacer; pero es más complicado, deja más señales,… Cualquier metodología que te indexen mejor, se intentará retorcer porque es casi la naturaleza humana.

Volviendo a los medios de comunicación digitales, ¿cree que hay demasiados?

Los mercados acaban regulándose, yo soy muy liberal en ese sentido. No puedes pensar en internet como en una concepción física de sitio con un espacio determinado. La atención es mucho más ilimitada y sobre todo se puede segmentar de muchas maneras. No es lo mismo la demanda que tengo yo de medios digitales para los temas que leo y el nivel de profundidad que exijo en esos temas que el nivel de profundidad que exijo para otros temas. Yo en fútbol leo medios muy generalistas y soy muy futbolero y muy hincha del Dépor, pero no me voy a una cosa especializadísima donde me hablen del ligamento cruzado de la rodilla de mi jugador favorito. Por lo tanto, si tú vas viendo diferentes niveles de verticalidad, de profundidad y de temáticas, es casi ilimitado el espacio.

¿Consideras a los blogs como un medio de comunicación?

Algunos si y otros no. Algunos han avanzado hacia convertirse en un medio de comunicación social puro y duro con personas en plantilla, con un interés por acompañar su contenido con publicidad…, y otros, creo, siguen siendo, y de manera muy legítima, medios personales, medios de expresión personales.

En una conversación con otros expertos en estos temas, se concluía que cualquier página, blog, red social,… que decidiese poner un anuncio, competiría directamente con medios como elmundo.es o elpais.com. ¿Comparte esta visión?

Eso es cierto. Es evidente que hay campañas que se están haciendo en blogs que no se están haciendo en otros medios, pero eso no los convierte en medios de comunicación. Se convierte en medio de comunicación cuando se supera ciertos niveles de audiencia, de incidencia y tienes un propósito de ser un medio de comunicación. Yo tengo una página no para ser un medio de comunicación, sino para madurar las ideas que necesito para dar clase, para investigar,… Que ahora resulta que avanza, que se convierte en un medio de comunicación determinado, pues no lo sé, yo no me siento un medio de comunicación, yo sigo sintiendo que tengo un blog personal, pero a lo mejor es discutible.

Recuerdo ahora el caso de Sindo Lafuente, ¿qué ha supuesto el cierre de Soitu en los medios digitales?

Un aprendizaje. Soitu tenía un equipo muy bueno de gente que, además, eran muy transparentes a la hora de contar lo que estaban haciendo y creo que ha sido un laboratorio muy bueno para muchas cosas. A los fracasos en este país siempre se les maltrata y muchas veces los fracasos son una experiencia brillantísima. En este caso, el que Sindo salga de Soitu, deje el cadáver y en muy poco tiempo lo ficha El País, es romper una lanza a favor de la gente que se la pega. “Me la he pegado y como he aprendido mucho, ahora me voy a practicar esa experiencia a otro sitio”. Pero normalmente no ocurre eso, como el exdirector de Mobuzz ha tenido que ir a Suiza para montar su siguiente Start-up, y se ha encontrado con unas ayudas públicas mucho más elevadas. Pero aquí la actitud que tenían algunos llegaban a ser absurdas.

¿Qué importancia tienen las redes sociales para los medios de comunicación tradicionales?

Mucha, en el sentido de que cada vez pasa más gente más tiempo. Además, no es un tiempo sustitutivo. El que decide pasar más tiempo en una red social no se convierte en un eremita y se aísla en lo alto de una montaña. Es natural pasar gran parte de tus relaciones, de tu vida social, en una base de datos (que es lo que es realmente una red social), porque eso la potencia, hace que te olvides de menos cosas, que estés pendiente de otras, que abarques más,… Esto es una pauta que va a tener una muy difícil vuelta atrás. Los medios tienen que ir a donde esté la gente, si la gente está en las redes sociales, tendrán que ir ahí.

¿Cree que el fin de los medios tradicionales llegará desde internet?

No. Yo creo que internet es mucho más oportunidad que amenaza. Creo que hay una necesidad de tener unos medios de comunicación social, porque los periódicos, las revistas,… tienen una función social importantísima para la vida democrática. Lo menos importante para mí es que estén escritos sobre un papel. Soy muy amigo de los periódicos, pero odio el papel, no me gusta el papel, y en mis cursos renuncio al papel, vuelvo locos a los de comunicación que me preguntan “¿Dónde está tu documentación?”, no está, no existe, soy enemigo absoluto del papel. Lo absurdo es ligar el fin de los medios al papel. Los que están tomando las decisiones tienen herencia y, todavía, una dependencia excesiva de un soporte. Cuando se liberen de esa dependencia que tiene un efecto generacional por dos lados: Por uno los directores de periódicos se jubilan y vienen otros, y, por otro lado, los clientes van abandonando hábitos; yo no veo a una persona de la edad de mi hija comprar el periódico por ningún lado y leyéndolo, se sienten rarísimos, porque ven una noticia interesante y no pueden clicar en ella. Sarkozy intenta reeducar a las generaciones nuevas, tiene una idea de que las nuevas generaciones están equivocadas y hay que enseñarlas a leer periódicos y subvencionarles la suscripción a un periódico. Los grandes megalómanos siempre piensan que todo el mundo está equivocado, que todos están locos y que van al revés; joder, vas tú al revés.

Nos hemos pasado por alto una cosa, la publicidad online en medios audiovisuales

El consumo de medios huye de la publicidad. Cuanto más interactivo, más vídeo, más tiempo real,…  menos le aporta la publicidad y, por tanto, pasar de ella, filtrarla, eliminarla… La ecuación que se ha construido ahí de tolerancia del espectador es muy baja. Si en un sitio te ponen publicidad te vas a otro. La cuestión es cuánto estás dispuesto tú a pagar como usuario. Es como cuando se planteó el pago. Si yo voy a elpais.com y me pide que le pague: ¿tiene para mí tanto sentido El País como para irme a El País o resulta que como todos cogen las noticias de las agencias y las refríen, me voy a ir a otro periódico? Pues eso es lo que les ha pasado. Yo leo el Financial Times, no estoy subscrito y en el momento en que me sale la ventanita de “ya has leído suficientes noticias, tendrías que subscribirte”. Entonces, cojo el titular de la noticia, que sí lo veo, lo meto en Google, la encuentro y como accede desde Google me deja entrar y me la leo así.

¿Cree que llegaremos a medios online de pago?

Si, lo que pasa es que nunca serían medios generalistas. Yo creo que el medio que en este momento dé a un médico un canal de información interesantísimo, una información que no encuentre en otro sitio, agrupaciones de estudios,… Seguramente un médico tendrá una inclinación a pagar porque obtiene un valor añadido. Siempre hay un montón de servicios que funcionan, yo estoy subscrito a un montón de cosas. Estuve subscrito muchos años al Wall Street Journal, y dejé de estarlo a raíz de unas declaraciones de Murdoch que decían una serie de cosas que… “me ha insultado y paso”.

¿Cómo cree que será la publicidad online en los próximos años?

Sabrá mucho de mí, pero sabrá mucho de mí de una manera que yo me sienta agredido. Estoy muy de acuerdo con la frase de “la privacidad como anomalía histórica”. Estamos volviendo al pueblo. En el pueblo yo no tenía privacidad, mis vecinos sabían quién era, qué hacía, qué me dolía, qué hacían mis hijos, dónde estaban,… todo, lo sabían todo. En las ciudades ya no porque nuestro sistema de información no era capaz de controlar a la cantidad de gente que teníamos alrededor. Pasamos a tener privacidad por nuestra incapacidad de abarcar toda esa información. Ahora la tecnología nos permite abarcar toda esa información y podemos volver a saber mucho de todo el mundo y dentro de poco empezaremos a dejar de sentirnos incómodos con esa sensación. Con la sensación de que el sitio online que se dedica a seleccionarme la publicidad o me conoce o no es un buen trabajo. Entonces, tal vez estaría dispuesto a sacrificar parte de mi privacidad para pagar ese buen trabajo. ¿Qué es lo que inventó Google realmente? Yo estoy pagando con mi información, y mi información es capaz de revenderla a un tercero. Yo creo que avanzamos más hacia una publicidad que sabe mucho de mí, pero que no me siento invadido por ella, y por tanto es una publicidad que me otorgue algo. Ahora los enlaces patrocinados están explorando la frontera de por arriba y hay muchos usuarios (te Tuenti, por ejemplo) que ya están hasta las narices de tanto enlace patrocinado. Pero, ¿por qué clica esa gente? Porque saben que no es publicidad, es una promoción y ahí hay algo para ellos. Comprar atención directamente es muy interesante.

Enrique Dans es uno de los personajes más importantes de la red Española, gran conocedor de la actualidad tecnológica, escritor de libros, redactor de numerosos artículos a la semana, profesor en el Instituto de Empresa,… La entrevista que le he hecho trata sobre la publicidad online. Hoy la segunda parte, lamento no tener más tiempo para haberla puesto ya entera:

1ªParte de la entrevista, clic aquí.

2ªParte de al entrevista, clic aquí.

3ªParte de la entrevista, clic aquí.

Enrique Dans

Enrique Dans

¿Qué te parece la barra inferior de registro de ABC.es?

Cuantas más utilidades de esas mejor. Yo acabo de rediseñar hace poquito y en lo que más énfasis he hecho es en el parte social. La parte que permite que la gente haga logging, pero mantengo la posibilidad de seguir siendo anónimo. El anonimato en internet me parece un derecho, casi casi fundamental. Sé que muchos de mis comentaristas son gente de empresas que cuando hablan no podrían hacerlo con el nombre de su empresa. Por eso es fundamental para que haya conversación ese anonimato.

Una de las cosas son los entrantes, tú entras y puedes identificarte con lo que quieras con Google friend connect, con Facebook, Twitter, lo que quieras, lo más fácil mejor, OpenID y mantenerte anónimo. Y la salida, es decir, terminas de leer algo, comentas lo que sea, y compártelo con tu red social. Y esto me está resultando brillantísimo, porque vienen visitantes de Twitter, de Facebook, de Menéame… Para mí eso es bueno porque esa gente ha dado un paso más en su implicación, está más fidelizado, ve más valor en lo que yo hago y a mí me lo demuestra. Con lo cual es una sinergia muy buena para todos.

En principio todo lo que sea mejorar en el encaje con los gustos del usuario es bueno, es intentar que aporte más valor. La barrera es un tema casi generacional, porque la publicidad era algo que nos atacaba y en lo que no podías confiar. Yo sé perfectamente que George Clooney no bebe Nespresso y si lo bebe no es porque esté enamorado de las máquinas de Nespresso, le han pagado por decirlo. Para mí es un mensaje tan falso como cualquier otro anuncio de televisión. ¿Consigue que me acuerde de Nespresso? Pues hombre, a mí George Clooney no me apasiona especialmente, pero a muchas otras personas sí, y seguramente sean las personas más habituales de Nespresso. Pero no piensas que la publicidad es cierta, al contrario, piensas que es mentira. De ahí a conseguir que la publicidad sea algo en lo que confías y digas: “lo que me está diciendo este anuncio es cierto, porque me meto en la web y veo un montón de opiniones que, efectivamente, el producto es bueno, confío en esas opiniones,…” Ese es un salto que va a costar tiempo.

¿En qué se debería diferenciar, no en qué se diferencia, la publicidad de un blog de la publicidad de un medio online como elmundo.es o elpais.com?

No debería tener que diferenciarse. Lo ideal sería que no se diferenciase, que los anunciantes simplemente estimasen los volúmenes a los que quieren llegar. El blog tiene un componente interactivo mucho más fuerte que el que tienen los medios tradicionales. Los medios tradicionales han ido aprendiendo de los blogs a hacerse cada vez más interactivos y han ido copiando elementos de su estructura: comentarios, etiquetas,…

Sólo debería diferenciarse en la segmentación que hagan los anunciantes: ¿dónde están mis lectores? En algunos casos en medios tradicionales, en otros en blogs y en otros están haciendo las dos cosas. Entonces, una campaña debería incluir medios de muy diverso tipo.

¿Se debería valorar igual la publicidad de un blog que la de un medio de comunicación online como elmundo.es o elpais.com?

Si, si estuviese bien hecha. Por ponerla en elmundo.es, elmundo.es ya no debería decir que lleva a no sé cuantas personas todos los días y por lo tanto te cobro tanto. No necesariamente, yo pongo publicidad ahí y no quiero que lleves a no sé cuantas personas, porque, a lo mejor, el 70% de las visitas van a ser desperdiciadas; dame a las personas a las que a mí me interesan: dame este perfil, dame a gente interesada en esto,… Hoy en día esto es mucho más fácil de hacer en los blogs que en los medios masivos. Pero, seguramente, iremos hacia ahí.

¿Pero eso necesita registro?

Claro, necesita registro, aunque no necesariamente. Tú en Amazon entras y no tienes porqué identificarte, y de hecho no te identificas hasta que haces una compra, pero Amazon conoce tus gustos. ¿Falla? Hombre, pues hoy en día puede fallar un poco más porque ya no usamos un dispositivo, usamos muchos. Eres una persona distinta en cada dispositivo hasta que te identificas. Claro que falla, si mi mujer, mi hija y yo usamos el mismo ordenador, seguramente falla. Tiene fallos, no es perfecto, pero vamos avanzando por ahí.

¿Cómo afecta Google a la publicidad online?

De un lado bueno y de otro malo. Del lado bueno, es que seguramente sea quien más ha investigado y quién mejor lo ha hecho, partiendo de un producto que no era suyo y que copió vilmente. Partiendo de un producto como el suyo, ha mejorado mucho la confección de trageting, de interés, de segmentación de la atención,… en una muy buena dirección, pero para mí un poco… me defrauda. Yo esperaba que Google llegase mucho más allá con su producto principal, que le da la mayor parte de su facturación. Yo esperaba que hoy en día los AdSense y los AdWords fueran mucho más inteligentes. Hace no mucho Ignacio Escolar publicaba algo y aparecía un AdSense de estampillas religiosas, en el blog de Nacho… ¿Qué está haciendo AdSense? Está haciendo un matching (emparejamiento) puro y duro de palabritas. Analiza un texto, analiza algo, analiza el comportamiento de ese medio. Ya le había pasado a Nacho criticando a Aznar en su blog y que le pusieran anuncios de las conferencias de Aznar.

AdSense y AdWords en este momento dan un control al propietario del soporte bajísimo. Mi mujer tiene un blog llama Chica de la tele, y su mayor problema con AdSense es bloquear todos los días los N anuncios que le llegan en lugar de por ‘tele’, por ‘chica’, y le ponen todo tipo de cosas que en teoría, además, están prohibidas en Google, porque la pornografía no se anuncia en Google, dicen, pero sí. Google en ese sentido defrauda mucho por lo poco que han avanzado en esa dirección. No sé si porque no quieren ser más invasivos en la privacidad, o qué, pero no están avanzando suficiente.

En segundo papel negativo de Google es el papel de monopolio. Donde más se ve su papel de monopolio es que si vas a hacer anuncios en search en España, y sólo te puedes ir a Google. Él pone el precio, él decide,… eso no es bueno para ningún mercado. Aunque Google no hiciera una práctica predatoria en su monopolio, que en un mercado no se pueda innovar porque hay alguien que ocupa el noventa y tantos por cierto del mercado, no es bueno. A mí me extrañó cuando las autoridades antimonopolio tanto americanas como europeas autorizaron la compra de DoubleClick; cuidadín, porque la comparación con cualquier otro sector ofende. Si en la banca hubiera una concentración similar (estudio de Googleopoly) sería horroroso; Google tendría los mercados financieros, no sé cuantos bancos,… No digo que Google esté teniendo un comportamiento anticompetitivo, pero no está siendo bueno para el avance del sector.

Enrique Dans es uno de los personajes más importantes de la red Española, gran conocedor de la actualidad tecnológica, escritor de libros, redactor de numerosos artículos a la semana, profesor en el Instituto de Empresa,… La entrevista que le he hecho trata sobre la publicidad online. Hoy la primera parte, para que no se haga muy larga de un tirón y así tener yo tiempo de ir transcribiéndola:

1ªParte de la entrevista, clic aquí.

2ªParte de al entrevista, clic aquí.

3ªParte de la entrevista, clic aquí.

Enrique Dans

Enrique Dans

¿En qué estado se encuentra la publicidad online?

La publicidad online está en un momento curioso, es un momento en el cual coinciden diferentes visiones del tema. Estamos viendo cómo de una primera oleada de publicidad online en la cual lo que se aprovechaba lo más obvio, es decir, con un mayor nivel de control y de medición por parte de los anunciantes, pasamos a una optimización de esas métricas, sin tener en cuenta que se puede llegar a una métrica antinatural. Se está pagando por lo que se clica (coste por clic), ¿y cuánto es eso en televisión? Casi nulo, es bajísimo. ¿Cuánta gente cuando empieza la publicidad se levanta y se va a la calle a comprar algo? Casi nadie. Se puede hablar de coste por clic en la teletienda, pero es muy residual.

La publicidad online, en vez de ser amigable con el lector, se convierte en un medio hostil que te dispara, que te bloquea la pantalla o que te obliga a navegar por la pantalla como por un campo de minas.

Todavía hay muchos anunciantes que presionan que quieren que les vean (‘quiero comprarte toda la home’, ‘que cuando entren se resquebrajen’,…), y otros que empiezan a darse cuenta de que esto no va a ningún lado, que cabrea al usuario, y el soporte también se da cuenta de que está absorbiendo un golpe que no se merece, porque no tiene un compromiso con la publicidad más allá de mostrarla.

¿Cree que los medio digitales que vayan naciendo va a poder vivir sólo con la publicidad?

Se puede vivir con la publicidad, lo que pasa es que tienes que demostrar cosas con ella. Estamos en niveles de CPM actualmente de vergüenza. Hay CPMs bajísimos, porque los soportes no se han plantado, es un momento de mucha necesidad. De momento el trocito de la tarta publicitaria que va a Internet es pequeño y se intenta explotar como sea, siempre transigiendo presionado por la necesidad. La cuestión es que hay muchos medios que están aceptándolos y se están dando CPMs de 1 o de 2, que antes eran típicos para campañas de relleno.

Lo que realmente está resultado exitoso es un buen encaje con el medio, una buena compaginación con los datos demográficos del medio, una segmentación muy cuidadosa.

¿Ves a un medio como elmundo.es o elpais.com viviendo sólo de publicidad online?

Si hicieras esta pregunta hace 50 años sobre la televisión con todas sus cámaras y con todos sus costes… pues lleva esos 50 años viviendo sólo de la publicidad. En la televisión hay grandes emporios económicos. Entonces, ¿qué es mejor: la publicidad en la televisión o la publicidad en internet? La televisión es una especie de cosa sorda, ciega, que simplemente emite pero no recibe, no escucha, no hay feedback; pero la publicidad de internet si te lo permite. Lo normal es que un medio mejor, ventajoso con la publicidad, acabe evolucionando en una fuente de ingresos muy alta. Pero todavía hay mucha gente que sigue pensando que la única manera de anunciarse es en la televisión y que la televisión es la única verdad absoluta. Si eres el que vende Tena Lady o cosas así, pues mira, sus usuarios no están en Internet, vete a la tele porque es el único lugar en el que están y no se la pongas muy tarde porque ya se han ido a la cama. Pero vamos, sólo en casos muy concretos.

¿Por qué cree que está tan infravalorada la publicidad online?

En parte por culpa del propio medio. En algún momento tienes que plantarte y decir que no quieres vender una serie de cosas. Pero claro, las cuentas de resultados son muy duras y en internet se ha pasado muy mal. No puedes acusar al empresario de internet de haber sido irresponsable, porque estaba haciendo lo que buenamente podía para sobrevivir en un medio en el que el desplazamiento, lo que nos vendieron al final de los noventa y principios del 2000, no eran ciertos, y varios años después no hemos llegado a los porcentajes, volúmenes, que decían. ¿Qué ha pasado? Se ha convertido en un medio que durante cierto tiempo ha tenido un crecimiento difícil o un crecimiento contra el péndulo. El péndulo de la opinión decía que internet era un fraude, que todo se había ido a la mierda con la burbuja,… Estaba creciendo en contra de una opinión que decía que aquello era una burbuja. Crecer en esas condiciones es complicado y tienes que agarrarte a lo que puedas. Lo que se ha formado es la opinión que emerge después de ese péndulo.

¿Se debe tal vez más a una falta de dinero o a una falta de creatividad?

Es difícil ser creativo en un medio como este. Tienes que conocer mucho el medio para ser creativo. Ahora la creatividad publicitaria se está yendo hacia el lado social: convertir la publicidad en un objeto social. Yo ahora estoy empezando a estudiar esos temas y me encuentro con la barrera de que invado competencias que no son de mis estudios anteriores. Ahora tengo que hablar con gente del mundo de la psicología social para encontrar cuáles son las motivaciones que llevan a una persona a compartir algo que ha visto en un sitio y convertirlo en un objeto social. ¿Cómo te sientas cuando compartes algo? Pues te sientes, a lo mejor, como el más listo de la clase. Dentro de la psicología social hay un montón de motivaciones que hay que investigar y que hay que ser capaz de presionar los puntos adecuados. Pedir a la agencia de publicidad que haga eso es complejo, porque ahí se está haciendo investigación casi básica (instintiva). Para ser innovador tienes que hacer ese tipo de cosas. Tienes que hacer ensayo y error, a veces te saldrán cosas divertidas; los primeros virales salieron así. Pero no te puedes fiar de eso.

¿Falta dinero? Sí, porque todavía muchos medios no se han dado cuenta todavía de lo que es internet. El desplazamiento de los presupuestos hacia internet no es el que debería ser cuando piensas que internet tiene un porcentaje de atención de la población mucho más elevado.

¿Están haciendo bien las cosas los medios tradicionales con internet?

No, creo que es muy difícil para ello. Aquel que es un medio tradicional se encuentra con que cuando intenta hacer cosas, invade y pone en peligro sus estructuras interiores. Los periódicos, en cierto sentido, ven que si lo hacen muy bien en internet, venden menos en papel. Entonces dicen “uy cuidadín porque todavía vienen de aquí muchas de mis lentejas”. Las editoriales clásicas, imagínate Planeta: Planeta ve que si lo hace muy bien en Internet, se le cabrean sus libreros y su canal de distribución se le levanta en armas. ¿Qué haces con esa gente? ¿Les dices que estás vendiendo libros electrónicos de broma? ¿Por probar? Los libreros ven aquello y empiezan a boicotear tus libros. ¿Quién gana? Uno que llega de fuera del sector, como Apple, que no tiene ninguna herencia en el sector y puede hacer lo que le salga de las narices. Si se cabrean los libreros, que se cabreen. A los propios del sector les resulta muy difícil. Amazon, que ni siquiera es un librero porque vende de todo, puede presionar interviniendo con unos distribuidores logísticos que también se podría quitar si el libro electrónico avanza. Amazon desintermedia toda la logística de las librerías de me voy allí, compro, hablo con el señor de la librería, a ver qué me recomienda… Se lo carga, lo sustituye con un mensajero, y si puede eliminar al mensajero, mejor. Si dependes de cómo te colocan los libreros tus productos en los escaparates… vas muy mal.

¿Qué opinión tiene sobre el desarrollo de la publicidad interactiva?

La publicidad tiene que avanzar, lógicamente, a ser cada vez más interactiva. Lo que no sea publicidad interactiva quedará reducida a un recuerdo. Qué mejor destino tiene el mensaje comercial que convertirse en algo interactivo y bidireccional. Avanzamos hacia ahí, ¿se consigue? Por ahora poco. Ahora la inclinación del cliente a pedir más a esa publicidad es baja, porque tradicionalmente la publicidad es algo que has ignorado. Como estaba mal segmentada y recibías un montón de cosas que no te correspondían pues lo quitas. Viene la publicidad: zapeo, me levanto al baño, me voy a la nevera,… Tenemos que acostumbrar al cliente a que la publicidad está pensada para sus intereses, que parte de la base de cosas que le gustan y le van a llamar la atención (modelo Google: publicidad relacionada con lo que buscas) y que ese cliente se acostumbre. Algo que va a ser casi generacional.

¿En qué estado se encuentra la publicidad online?

La publicidad online está en un momento curioso, es un momento en el cual coinciden diferentes visiones del tema. Estamos viendo cómo de una primera oleada de publicidad online en la cual lo que se aprovechaba lo más obvio, es decir, con un mayor nivel de control y de medición por parte de los anunciantes, pasamos a una optimización de esas métricas, sin tener en cuenta que se puede llegar a una métrica antinatural. Se está pagando por lo que se clica (coste por clic), ¿y cuánto es eso en televisión? Casi nulo, es bajísimo. ¿Cuánta gente cuando empieza la publicidad se levanta y se va a la calle a comprar algo? Casi nadie. Se puede hablar de coste por clic en la teletienda, pero es muy residual.

La publicidad online, en vez de ser amigable con el lector, se convierte en un medio hostil que te dispara, que te bloquea la pantalla o que te obliga a navegar por la pantalla como por un campo de minas.

Todavía hay muchos anunciantes que presionan que quieren que les vean (‘quiero comprarte toda la home’, ‘que cuando entren se resquebrajen’,…), y otros que empiezan a darse cuenta de que esto no va a ningún lado, que cabrea al usuario, y el soporte también se da cuenta de que está absorbiendo un golpe que no se merece, porque no tiene un compromiso con la publicidad más allá de mostrarla.

¿Cree que los medio digitales que vayan naciendo va a poder vivir sólo con la publicidad?

Se puede vivir con la publicidad, lo que pasa es que tienes que demostrar cosas con ella. Estamos en niveles de CPM actualmente de vergüenza. Hay CPMs bajísimos, porque los soportes no se han plantado, es un momento de mucha necesidad. De momento el trocito de la tarta publicitaria que va a Internet es pequeño y se intenta explotar como sea, siempre transigiendo presionado por la necesidad. La cuestión es que hay muchos medios que están aceptándolos y se están dando CPMs de 1 o de 2, que antes eran típicos para campañas de relleno.

Lo que realmente está resultado exitoso es un buen encaje con el medio, una buena compaginación con los datos demográficos del medio, una segmentación muy cuidadosa.

¿Ves a un medio como elmundo.es o elpais.com viviendo sólo de publicidad online?

Si hicieras esta pregunta hace 50 años sobre la televisión con todas sus cámaras y con todos sus costes… pues lleva esos 50 años viviendo sólo de la publicidad. En la televisión hay grandes emporios económicos. Entonces, ¿qué es mejor: la publicidad en la televisión o la publicidad en internet? La televisión es una especie de cosa sorda, ciega, que simplemente emite pero no recibe, no escucha, no hay feedback; pero la publicidad de internet si te lo permite. Lo normal es que un medio mejor, ventajoso con la publicidad, acabe evolucionando en una fuente de ingresos muy alta. Pero todavía hay mucha gente que sigue pensando que la única manera de anunciarse es en la televisión y que la televisión es la única verdad absoluta. Si eres el que vende Tena Lady o cosas así, pues mira, sus usuarios no están en Internet, vete a la tele porque es el único lugar en el que están y no se la pongas muy tarde porque ya se han ido a la cama. Pero vamos, sólo en casos muy concretos.

¿Por qué cree que está tan infravalorada la publicidad online?

En parte por culpa del propio medio. En algún momento tienes que plantarte y decir que no quieres vender una serie de cosas. Pero claro, las cuentas de resultados son muy duras y en internet se ha pasado muy mal. No puedes acusar al empresario de internet de haber sido irresponsable, porque estaba haciendo lo que buenamente podía para sobrevivir en un medio en el que el desplazamiento, lo que nos vendieron al final de los noventa y principios del 2000, no eran ciertos, y varios años después no hemos llegado a los porcentajes, volúmenes, que decían. ¿Qué ha pasado? Se ha convertido en un medio que durante cierto tiempo ha tenido un crecimiento difícil o un crecimiento contra el péndulo. El péndulo de la opinión decía que internet era un fraude, que todo se había ido a la mierda con la burbuja,… Estaba creciendo en contra de una opinión que decía que aquello era una burbuja. Crecer en esas condiciones es complicado y tienes que agarrarte a lo que puedas. Lo que se ha formado es la opinión que emerge después de ese péndulo.

¿Se debe tal vez más a una falta de dinero o a una falta de creatividad?

Es difícil ser creativo en un medio como este. Tienes que conocer mucho el medio para ser creativo. Ahora la creatividad publicitaria se está yendo hacia el lado social: convertir la publicidad en un objeto social. Yo ahora estoy empezando a estudiar esos temas y me encuentro con la barrera de que invado competencias que no son de mis estudios anteriores. Ahora tengo que hablar con gente del mundo de la psicología social para encontrar cuáles son las motivaciones que llevan a una persona a compartir algo que ha visto en un sitio y convertirlo en un objeto social. ¿Cómo te sientas cuando compartes algo? Pues te sientes, a lo mejor, como el más listo de la clase. Dentro de la psicología social hay un montón de motivaciones que hay que investigar y que hay que ser capaz de presionar los puntos adecuados. Pedir a la agencia de publicidad que haga eso es complejo, porque ahí se está haciendo investigación casi básica (instintiva). Para ser innovador tienes que hacer ese tipo de cosas. Tienes que hacer ensayo y error, a veces te saldrán cosas divertidas; los primeros virales salieron así. Pero no te puedes fiar de eso.

¿Falta dinero? Sí, porque todavía muchos medios no se han dado cuenta todavía de lo que es internet. El desplazamiento de los presupuestos hacia internet no es el que debería ser cuando piensas que internet tiene un porcentaje de atención de la población mucho más elevado.

¿Están haciendo bien las cosas los medios tradicionales con internet?

No, creo que es muy difícil para ello. Aquel que es un medio tradicional se encuentra con que cuando intenta hacer cosas, invade y pone en peligro sus estructuras interiores. Los periódicos, en cierto sentido, ven que si lo hacen muy bien en internet, venden menos en papel. Entonces dicen “uy cuidadín porque todavía vienen de aquí muchas de mis lentejas”. Las editoriales clásicas, imagínate Planeta: Planeta ve que si lo hace muy bien en Internet, se le cabrean sus libreros y su canal de distribución se le levanta en armas. ¿Qué haces con esa gente? ¿Les dices que estás vendiendo libros electrónicos de broma? ¿Por probar? Los libreros ven aquello y empiezan a boicotear tus libros. ¿Quién gana? Uno que llega de fuera del sector, como Appel, que no tiene ninguna herencia en el sector y puede hacer lo que le salga de las narices. Si se cabrean los libreros, que se cabreen. A los propios del sector les resulta muy difícil. Amazon, que ni siquiera es un librero porque vende de todo, puede presionar interviniendo con unos distribuidores logísticos que también se podría quitar si el libro electrónico avanza. Amazon desintermedia toda la logística de las librerías de me voy allí, compro, hablo con el señor de la librería, a ver qué me recomienda… Se lo carga, lo sustituye con un mensajero, y si puede eliminar al mensajero, mejor. Si dependes de cómo te colocan los libreros tus productos en los escaparates… vas muy mal.

¿Qué opinión tiene sobre el desarrollo de la publicidad interactiva?

La publicidad tiene que avanzar, lógicamente, a ser cada vez más interactiva. Lo que no sea publicidad interactiva quedará reducida a un recuerdo. Qué mejor destino tiene el mensaje comercial que convertirse en algo interactivo y bidireccional. Avanzamos hacia ahí, ¿se consigue? Por ahora poco. Ahora la inclinación del cliente a pedir más a esa publicidad es baja, porque tradicionalmente la publicidad es algo que has ignorado. Como estaba mal segmentada y recibías un montón de cosas que no te correspondían pues lo quitas. Viene la publicidad: zapeo, me levanto al baño, me voy a la nevera,… Tenemos que acostumbrar al cliente a que la publicidad está pensada para sus intereses, que parte de la base de cosas que le gustan y le van a llamar la atención (modelo Google: publicidad relacionada con lo que buscas) y que ese cliente se acostumbre. Algo que va a ser casi generacional.

Recientemente he realizado un trabajo sobre el periodismo de investigación que creo es interesante darlo a conocer para que podáis ver en qué estado se encuentra el periodismo de investigación en España y en la actualidad.

A lo largo de últimas décadas, el periodismo de investigación ha jugado un papel esencial en la construcción de las sociedades. A medida que se iban instaurando regímenes democráticos, la libertad de opinión fluía libremente e intentaba atacar en todo lo posible al opresor anterior. La libertad de opinión creó una opinión pública que buscaba a un organismo capaz de investigar a los grandes empresarios, a los políticos, a los cuerpos policiales y judiciales y cualquier tipo de organización, para que no cometiesen delitos que afectasen a la sociedad. Así surgieron numerosas secciones en periódicos, sobre todo, que se dedicaban, única y exclusivamente, a investigar.

Con este trabajo pretendo, guiado por las entrevistas realizadas a Francisco Pérez Caballero y Melchor Miralles (de los que hablaremos en el siguiente apartado), definir lo que es el periodismo de investigación y conocer sus características y ver las diferencias entre el periodismo de investigación que se hace ahora en España y el que se hacía después del franquismo. También veremos cuáles son las formas más comunes de iniciar una investigación y cuáles son los problemas más habituales en su transcurso. Intentaremos llegar a la conclusión de si hay neutralidad o no en las investigaciones y de si es lo mismo periodismo de investigación que periodismo a base de talonarios o de filtraciones. Conoceremos algunos detalles sobre el off the record y sobre el secreto profesional, sin pasar por alto el uso del anonimato y de la cámara oculta. Veremos cómo se relacionan los periodistas con los jueces y terminaremos preguntándonos por el futuro del periodismo de investigación.

De las entrevistas han salido grandes conclusiones que sirven para hacerse una idea del presente y pasado del periodismo de investigación. No me olvido del futuro, pues éste se ha ocultado tras un nuevo medio en el que lo gratuito se ha impuesto: Internet. Se ha llegado a decir: No importa a lo que te dediques, porque en 2010 Google lo hará mejor que tú y gratis.