Hace ya algún tiempo, por desgracia, que no os pongo nada del libro de Henry David Thoreau: Walden. No es que me haya dejado de gustar, al contrario, es un libro delicioso. Pero requiere mucho tiempo. Es bastante denso, aunque entre tal densidad hay mucha belleza. Ayer vi la fotografía que os pongo abajo y Thoreau ha vuelto a mí. Además, hoy he terminado (por fin) de exámenes y cuando termine varios trabajitos espero volver con Walden. Ahora os dejo con esta fotografía que porta una gran frase de Thoreau:

"La questión no es qué miras, sino qué ves"

Muchas veces vemos alguna película y sin darnos cuenta damos por verdadero simples escenarios. Pero no todos los escenarios son reales (construcciones), algunos son simplemente (suena fácil y todo XD) pinturas sobre un cristal. Emilio Ruiz del Río se especializó en reproducir sobre cristales paisajes y escenarios de una forma increíblemente verídica, y también realizó maquetas. Os dejo un pequeño extracto de un documental que se llama “El último truco” que cuenta cómo era su trabajo. También os dejo un link a megavideo, para que podáis verlo entero. Es interesante de principio a fin. Espero que no pase por una simple recomendación. Es alucinante pensar que son maquetas o pinturas algunas los escenarios de algunas películas:

http://www.megavideo.com/?v=QXAAQ1HB

Después de reengancharme con el libro, de ir a la sierra de Madrid, de hacer un reportaje y, sobre todo, después de editarlo, tengo grandes ganas de volver a escribir algo de Walden.

Vamos a empezar con una de las partes más polémicas del libro:

Puede que aquel que otorgue la mayor cantidad de tiempo y dinero a los necesitados sea el que más haga con su modo de vida para producir la miseria que trata de aliviar en vano. Sería como el piadoso dueño de esclavos que dedica las ganancias del décimo esclavo a comprar la libertad de un domingo para los demás. Algunos muestran su amabilidad con los pobres empleándolos en sus cocinas. ¿No serían más amables si se emplearan allí a sí mismos?

Seguro que ya entendéis por qué levantó polémica. Se metía con todos sus amigos. No hay que olvidar que Henry David Thoreau no era pobre y que se fue a la Laguna porque todos con los que convivían llevaban ese tipo de vida que tan bien critica en el párrafo que les he marcado. La Guerra de Secesión fue posterior a este libro (Thoreau murió en el 1862, con el libro ya escrito, y la guerra fue entre 1861-1865) y la esclavitud estaba al orden del día.

Muy poco después encontramos otra perla:

La filantropía es casi la única virtud suficientemente apreciada por la humanidad. Mejor dicho, está muy sobrestimada, y se sobrestima por nuestro egoísmo.

¿Qué más se puede añadir?

En el mismo hilo de lo que venimos tratando en esta ocasión:

Su bondad no debe ser un acto parcial y transitorio, sino una constante superfluencia, que no le cueste nada y de la que no sea consciente. Esta es una caridad que oculta una multitud de pecados.

El capítulo ‘Economía’ está muy cerca de terminar, aunque queda bastante señalado, prefiero terminarlo hoy:

No sigáis siendo un supervisor del pobre, tratad de convertiros en uno de los próceres del mundo (un prócer es una persona de alta distinción o dignidad).

Y para terminar por hoy y el capítulo ‘Economía’ un pasaje que podría pasar por un cuento de Bucay:

Leo en el “Gulistan”, o “Jardín de las Flores”, del jeque Sadi de Shiraz, que preguntaron a un sabio, y dijeron: de los muchos árboles célebres que el Dios Supremo ha creado excelsos y umbrosos, ninguno es llamado ‘azad’, o libre, salvo el ciprés, que no da fruto; ¿qué misterio hay en ello? Él replicó: cada uno tiene su fruto apropiado y su estación señalada, durante la cual se renueva y florece, y en cuya ausencia se seca y marchita; el ciprés no está expuesto a ninguno de tales estados y siempre florece; de esta naturaleza son los ‘azads’, o religiosos independientes. No fijéis vuestro corazón en lo transitorio; pues el Dijlah, o Tigris, seguirá fluyendo a través de Bagdad cuando la raza de los califas se haya extinguido: si tu mano está llena, sé generoso como la palma datilera, pero si no tienes nada que dar, sé un ‘azad’, u hombre libre, como el ciprés.

Perfecta autodefinición que se hace Thoreau. Ahora la imagen (con una buena dosis de sencillez) y hasta la próxima.

flores silvestres

¿En qué estaría pensando Zapatero cuando decidió meter a Ángeles González-Sinde en el Ministerio de Cultura? ¿Pensaría, por alguna casualidad, que alguien del cine recibiría aplausos si dirigiera la cultura española? Tal vez, tendría lógica. Pero debería haber sido más conocida antes y menos polémica, todos hemos escuchado o leído lo que dijo en la última entrega de los Goya. Muchos otros blogs, programas de radio, editoriales,… denuncian que una persona que formaba parte del cine español (del que recibía ayudas, claro!), era presidenta de la Academia del Cine y de las Ciencias Cinematográficas de España, ahora sea juez. Y, aportaban ejemplos comparativos, como que el presidente de una constructora no puede ser el ministro de fomento o un militar el ministro del interior.

Escribo todo esto porque ha vuelvo a crear polémica. Ayer, en Radio Nacional de España dijo lo siguiente: los internautas saben que hay que ordenar ese espacio que es Internet, que es el medio más fabuloso para la difusión del conocimiento” y que España debe “encontrar una manera razonable para todos, tanto usuarios como los que generan los contenidos, porque si no, nos vamos a quedar sin contenidos”. Pero no se ha quedado ahí, hoy ha seguido hablando: “Los internautas no tienen que preocuparse o tener miedo porque Internet es imparable” y “va a seguir siendo la herramienta prioritaria de difusión de la cultura y de la comunicación de nuestros tiempos”.

¿A qué se refiere con ordenar? ¿Por qué no define ya de una vez sus objetivos? ¿Cómo va a seguir siendo Internet la herramienta prioritaria de difusión de la cultura, si le molesta que el ADSL exista (¿para qué queremos líneas de no sé cuantas gigas?, ¿para mandar e-mails?)? SEÑORA GONZÁLEZ-SINDE, LA CULTURA OCUPA LUGAR.

Para añadir más datos en contra de González-Sinde, visto en ElEconomista, es destacable que ha recibido “10 millones de euros en subvenciones”, la mayor parte desde que ZP es presidente. Destacan: La vida que te espera (867.065 euros), La puta y la ballena (826.441 euros), Las razones de mis amigos (798.223 euros) y Heroína (794.173 euros).

Pero esto no queda aquí, hay mucho más: su familia. su hermano, José María González-Sinde es consejero y accionista de la productora Alcalá; su tío, Miguel González-Sinde, figura como vocal de la Academia del Cine; y su pareja, Ray Loriga, es guionista, escritor y director de cine.

¿Por qué vamos a creer en la imparcialidad que ella anuncia? ¿Por qué lo dice ella?

Ya que hoy he estado en las Fallas les traigo un vídeo que he podido hacer. Y por supuesto… fotos de la masiva espectación que arrastran consigo estos eventos.

Primero los causantes del inusual ruido:

p3190004

Y ahora la manada de gente que estábamos por allí:

– Por detrás

p3190025– Y por delante:

p3190026

¿Habría que mezclar la cultura para mantener la naturaleza?

 Si. Es la única manera. Hay dos maneras, por una lado la política cultural: que todos estemos puestos y consideremos que la cultura es un patrimonio; por otra parte, infundiendo cultura a más largo plazo, explicándola en la enseñanza y dando educación que vaya en ese sentido. La naturaleza necesita un apoyo de la cultura.

¿Hawai sería un buen ejemplo de mezcla de cultura y turismo?

Hawai no lo conozco mucho. Hay zonas que tienen una carga cultural porque se ha escrito sobre ellas, como la Sierra de Guadarrama, entonces dan lugar a una especie de covertura o de regalo cultural que también asiste a las montañas. Todo eso habría que propagarlo, sería muy fácil ejercerlo en el caso de Guadarrama, del Teide, de los Picos de Europa,… donde la carga cultural se está apreciando cada día más como un elemento constituyente de lo que es la naturaleza

En los 70 creó el Instituto Español de Glaciología. ¿Cómo es el retraso ahora que el deshielo está al orden del día sin que a nadie le preocupe?

En España es difícil que les preocupe porque hay muy pocos glaciares y están colocados en las altas cumbres del Pirineo y la gente no tiene conciencia social de los glaciares. Los demás glaciares de los Alpes, del Himalaya,… nos quedan muy lejos. Entonces encuentras mucha más conciencia en los ciudadanos que viven en las zonas árticas, australes, alpinos,…, sobre todo si son países que tienen una cultura más difundida. En España es un fenómeno escaso y remoto. De todas maneras, como hay muy poca cultura naturalista en España, esto sería un ingrediente más de la falta de preocupación que hay por las especies, por las aves, por los árboles,… y ahora llega por los glaciares. La gente no los conoce, no lo sabe y no los aprecia. En cambio, el que los ha vivido, el que los ha conocido científica y estéticamente, entonces, esa persona, si puede apreciarlos. Lo que ocurre es que la gente del día a día lo que busca es prosperar económicamente y tiene muy poca conciencia de lo que significan estas pérdidas. Los glaciares son altavoces que intentan decir que las concisiones ambientales están cambiando. Hay que tener más conciencia ambiental y paisajística.

¿La educación ambiental sería una de las actuaciones más importantes a tener en cuenta?

Yo creo que si. Indica también, un poco, el nivel cultural de un país, de un país moderno. En el siglo XVII no era considerado como una prueba de educación y con saber los poetas o los clásicos latinos bastaba; en el mundo de hoy la cultura ambiental tiene que propagarse y con ella la cultura paisajística, es decir, el conocimiento de los territorios y la importancia que tienen los paisajes. Sería una asignatura obligatoria dentro de la enseñanza básica y media.

¿Cuál es la zona glaciar española que peor lo está pasando?

En este momento sólo hay activos en el Pirineo. Dentro de eso hay varios macizos y para todos ellos es bastante mala la situación. Lo que pasa es que había glaciares pequeñitos y macizos con glaciares más grandes. Los que mejor han aguantado son el macizo del Aneto y el del Monte Perdido. Los que peor lo han llevado han sido aquellos que se han extinguido como el del Macizo del Balaitus entre otros.

¿Un momento?

Hay tantos…estoy lleno de recuerdos de lugares y de personas. Cuantos más años tienes, más nutrida es la vida. Tengo infinitos recuerdos muy buenos y muy malos. Si tuviera que elegir uno…cosas personales. Creo que lo más importante en la vida son el amor y la amistad. Lo que es importante en la vida es el buen recuerdo de las cosas. Como decía un escritor francés: “cuando yo repaso mis recuerdos, mis momentos esenciales son aquellos que ver con la economía”. Nada que ver. Son cosas de afectos, de paisajes maravillosos, de personas con las que has tenido una relación cariñosa. Esos son los grandes recuerdos y no han tenido nada que ver ni con lo que vale, ni con lo que cuesta, ni con lo que ganas, ni con lo que pierdes desde el punto práctico de las cosas. Yo no tengo ningún recuerdo ni bueno ni malo de las cosas prácticas. Tengo recuerdos buenos y malos de los sentimientos, de las sensaciones, de todas esas cosas.

¿Un lugar?

El lugar que más me complace es el Pirineo aragonés. Lo ha sido toda la vida y sigue siéndolo. También tengo lugares más emocionantes como el Polo Norte. Los logares afectivos son aquellos que tienen que ver con algo que tiene más arraigo con tu propia vida. A veces son lugares que los quieres porque son de tu entorno. El Pirineo es un lugar al que quiero, tengo un gran cariño y simpatía por ciertos paisajes pirenaicos.

¿Un personaje?

Muchos. Me quedaría con Cervantes. Me sentiría muy orgulloso si alguna vez algún libro mío aparece cerca de alguno suyo en una biblioteca o librería.

¿Ha vivido algún riesgo extremo?

He vivido alguno, pero eso es lógico. He sido testigo de un tremendo accidente de montaña en el Karakorum. La vida tiene riesgos, es uno de los ingredientes. Alguna vez me han preguntado que si me da miedo la montaña, siempre contesto con lo mismo: “no veas el miedo que paso hasta que llego a la montaña, una vez allí no veas que tranquilidad se vive, en las carreteras es donde más gente muere.

 

Parte 1

Parte 2

Parte 3

Un grupo de intelectuales presentan hoy en el Ateneo de Madrid un manifiesto que presentarán al Parlamento para que se garantice el derecho a usar el español.

Destacan la posición estratégica del español (es la tercera, tras el chino y el inglés) que se debería defender, ya que los países latinoamericanos siguen dando fuerza a nuestra lengua. También la importancia de tener una lengua común a todos; que los territorios no tienen los derechos lingüísticos, sino sus ciudadanos;…

Hace algunos meses vimos como El Grupo Risa (COPE) llamaba a unos colegios catalanes para pedir educación en castellano. Les dijeron que era imposible recibir todas las clases en castellano, quedando reducido a varias optativas.

Con gente como Montilla (el andaluz catalanizado), Carod Rovira,… estamos perdidos en materia lingüística. Viviendo en un mundo globalizado y en constante expansión, esta gente/uza trata de dividir y limitar a las personas. Pero lo hacen por la cultura. Nosotros (el resto de España) estamos muy limitados, por ejemplo en búsquedas en Internet, en lecturas de libros, en visionar las películas,… y tenemos la tercera lengua del mundo. Cultura… Ójala hubiera nacido en una España en que el inglés fuera la oficial y el castellano la co-oficial (me refiero al número de oportunidades que tendríamos). Y catalanes, vascos y gallegos (y mallorquíes, andaluces,… todos quieren su lengua) quieren encerrar al canario. Supongo que soy crítico porque no comparto su visión, pero ¿quién se equivoca, los que miran hacia lo global o los que miran hacia lo local?

 

Por cierto, los firmantes son: Mario Vargas Llosa, José Antonio Marina, Aurelio Arteta, Félix de Azúa, Albert Boadella, Carlos Castilla del Pino, Luis Alberto de Cuenca, Arcadi Espada, Alberto González Troyano, Antonio Lastra, Carmen Iglesias, Francisco Sosa Wagner, Carlos Martínez Gorriarán, José Luis Pardo, Álvaro Pombo, Ramón Rodríguez, José Mª Ruiz Soroa y Fernando Savater.

Este apartado que inicio hoy es un conjunto de entrevistas con las que intento dar una visión de lo que es, o puede ser, el esoterismo (o parapsicología, algunos no encontramos mucha diferencia), centrándome en la adivinación y en la sanación. Las entrevistas van en este orden: vidente, psicóloga, vidente (la misma), curandera, echadora de cartas (retirada) y un sacerdote católico.

El esoterismo, es tan antiguo como el primer hombre de la tierra, se pueden ver muestras de esto, en cuevas como la de Altamira, en la cual se observan en las pinturas objetos personales como ropa hecha con las pieles y la cornamenta de los animales que cazaban, que se usaban en rituales con el fin de darle prosperidad y comida a la tribu, hasta figuras de piedra que daban una representación a su diosa madre. Fue aquí donde comenzaron a surgir los dioses de las religiones, todos en su mayoría varones y con ello se fueron fundando religiones como la cristiana, la budista, etc.

El esoterismo comenzó a tener mucho auge, empezaron a surgir fundamentos esotéricos dentro de algunas religiones como la egipcia, esto se debe a que las nuevas religiones implicaban el uso de la energía corporal y la mente para poder llegar a un estado de éxtasis y poder hablar y comunicarse con sus dioses.
Definir exactamente esoterismo, puede ser un poco complicado. Según algunos diccionarios, significa: “todo aquello oculto a la sociedad y a su vez reservado para un número muy reducido de discípulos iniciados en alguna disciplina esotérica, tales como la magia blanca, magia negra, el vudú, etc.” En un sentido más estricto, es el conjunto de enseñanzas, doctrinas o técnicas simbólicas destinadas a unos cuantos iniciados que deben buscar lo que hay más allá de lo externo, es decir, lo interno, lo que permanece oculto. Aunque hay que saber, que esoterismo es una palabra nueva, que sustituye a la palabra brujería.