Charlando con economistas


 

El vídeo contesta a la pregunta 7: ¿Cree que este cambio ha sido provocado?

1. ¿Es buen momento para hablar de ciclos?

Si, además es una asignatura que poca gente conoce y que debería ser enseñada desde jóvenes, porque a lo largo de tu vida el que tú conozcas o desconozcas el tema de los ciclos económicos y el qué hacer como consumidor, como trabajador, como empleado, como inversor, como ciudadano, es de vital importancia. Porque si no sabes, no conoces, al final serás una marioneta en base a lo que los ciclos manden

2. ¿Qué ventajas plantea el uso de los ciclos?

Los ciclos económicos sirven precisamente para saber qué tienes que hacer y lo importante que es no seguir ese ciclo. Todo ciclo económico consta de tres fases y un objetivo. El objetivo siempre es el mismo, que los mismos poquitos siempre ganen mucho. Es decir, que al final esa gente diga: yo voy a intentar bajar/subir los precios, yo voy a intentar sacar el dinero a los ciudadanos de a pie,…

Siempre han existido ciclos económicos de subida y de bajada o correcciones. Lo que pasa es que la gente no se da cuenta de ello y la sociedad misma tiene ciertos sistemas montados para confundir a la gente, de tal manera que le haga creer que el dinero tiene que estar siempre circulando y gastándose para que al final luego te pillen como ahora: en un ciclo de bajada e indefenso.

Sirven para todo. Sirven para intentar ganar dinero, porque si tú tienes dinero ahora lo vas a poder multiplicar. Si te lo has gastado o no recuerdas que va a haber un ciclo de bajada en unos años, vas a encontrar dificultades como las de ahora, que la banca en los ciclos de bajada no te va a prestar de forma deliberada dinero. No porque no lo tenga, eso son mentiras, claro que lo tiene, lo que pasa que quiere no darlo porque quiere que lo poquito que tú tengas tampoco lo saques y que eso vaya generando una bola o que se devalúen las casas. Es una manera, muy bien pensada, para que el gran pueblo ahora viva cobijado.

Vale para todo. Sirve para comprar, para vender,… Si conoces lo de los ciclos miras cuándo es buen momento para comprar, se comprará en ciclos de bajada. No en cualquier momento del ciclo de bajada, compraré en la fase tres (la última) que es cuando estará más barato. Si tú no lo sabes, te fastidias. A mí me hace mucha gracia cuando sale en televisión: “compre ahora acciones del Santander”. Cuando eso sale en televisión ya has llegado tarde, muy tarde. Porque significa que la acción ya ha empezado a subir y te estás arrimando al carro cuando eso está subiendo. Eres de los últimos, aunque eso pueda durar cinco o seis meses, y al final te quitan (pierdes) todo ese dinero. Eso ha pasado con Terra, con todo. Lo mismo que ocurre así, ocurre con toda la gente de a pie. ¡Compra, compra, compra! ¡Mete el pie en el ladrillo, casita en la playa! Todo el mundo hace eso y como no saben que existen los ciclos económicos, de repente tienen que desinvertir, o de repente el Euribor sube,… ya está todo bien orquestado por unos poquitos que hacen que eso gire y al 80-90% de la gente el ciclo, tanto de subida como de bajada, le machaque, porque hay crisis para la gran mayoría, pero para el 10-20%, que sabe lo de los ciclos, es un momento súper dulce.  Quien tenga 50.000, 60.000 euros se va a hacer el dueño del mundo y seguramente el año que viene más. Por eso, creo que es una lección que los niños deberían de empezar a aprender, porque así en su futuro sabrán que en ciclos de subida hay que ahorrar y guardarían el dinero, lo diversificarían, harían cositas para que luego en los ciclos de bajada fuesen los reyes. Pero como eso lo hace solo una minoría nada más… de eso se trata.

4. ¿Cómo podemos darnos cuenta de que un ciclo está llegando a su fin y va a empezar a caer? (más…)

Anuncios

Ayer (20 de noviembre de 2008) entrevisté a Juan Haro, coach, socio fundador de laescueladeinversion.com y de una agencia de recursos humanos: People Training, inversor y formador económico. 

La pregunta: ¿Crees que este cambio de ciclo ha sido provocado?


Entrevista realizada el día 20 de noviembre de 2008.

Rafael Pampillón es catedrático de economía en la Universidad San Pablo CEU, profesor en el IE Business School y director del blog del IE Business Scool.

rafael-pampillon

1. ¿Es buen momento para hablar de ciclos económicos?

Si. Es una realidad con la cual no podemos luchar. Podemos suavizar los ciclos económicos, pero no podemos evitarlos.

2. ¿En qué fase estaríamos?

En una fase descendente del ciclo económico. En una fase larga que va a llevar bastante tiempo recuperar. Debemos esperar por lo menos dos o tres años para salir de la crisis.  Estamos ante algo más que un cambio de ciclo, estamos ante un cambio de ciclo profundo.

3. ¿Qué podemos hacer?

Aplicar políticas expansivas y anticíclicas, consistentes en aumentar el gasto productivo, el gasto en infraestructurcas, el gasto en I+D, el gasto en educación,… Un gasto que no comprometa el futuro del gasto, un gasto eventual, que no cristalice el futuro como es el gasto en funcionarios. Por tanto, ¿qué podemos hacer?: 1) aumentar el gasto público productivo, 2) reducir los impuestos, para que la gente tenga más renta disponible y pueda utilizar esa renta disponible para consumir más o para ahorrar más, y 3) bajar los tipos de interés.

4. ¿Qué nos ha llevado, a nosotros los españoles, ante una situación así?

Nos a llevado un modelo económico exageradamente centrado en la construcción y cuando este sector se agota nos hemos encontrado, desgraciadamente, sin un recambio de modelo. Ahí tenemos la culpa todos: los bancos, que han prestado dinero para producción inmobiliaria que ahora vemos que no tienen mucho futuro; las constructoras, que se han lanzado a producir casas cuando las perspectivas no eran tan halagüeñas como ahora se ve; los que compran casas y piden créditos, porque las han comprado a precios muy altos y han pedido créditos que ahora no pueden pagar; el Gobierno, que ha dejado que el modelo económico sea un modelo basado en un sector de baja productividad; y tienen la culpa los supervisores que han permitido que la banca se endeudara en un sector que ha concentrado muchísimo crédito.

5. ¿Qué importancia han tenido la existencia de derivados financieros en la actual crisis?

Mucha. Creo que los derivados financieros y toda la ingeniería financiera han sido culpables todo este problema que estamos padeciendo.

6. ¿Qué piensa de la actual crisis de efectivo?

 No hay crisis de efectivo, hay crisis de crédito, hay “credit crunch”. No hay dificultades para obtener efectivo.

7. ¿De qué sería más partidario de la regulación o de la autorregulación bancaria?

De la regulación externa. Una regulación mayor de la que hemos tenido hasta ahora, en el sentido de exigirle a la banca más transparencia en sus estados contables y de no permitir sacar fuera de balance determinados activos para generar esa inseguridad financiera y volver a una banca más tradicional y menos volátil.

 

 

 

Entrevista realizada el día 18 de noviembre de 2008.

Enrique Guerrero Salom fue asesor del Gabinete Presidencial del Gobierno hasta hace unos meses. Actualmente es asesor ejecutivo del Ministro de Economía Pedro Solbes.

salom-1

1. ¿Podemos decir que estamos ante un cambio de ciclo?

Creo que estamos ante algo bastante más que un cambio de ciclo, porque lo normal en el comportamiento económico en el pasado es que cada período de tiempo que nunca es exacto, que más o menos dura entre unos cinco y diez años, se producen períodos de contracción o de expansión económica. Lo que está sucediendo en estos momentos es algo más que eso porque estamos ante una crisis de carácter financiero internacional, seguramente la primera crisis global a la que estamos asistiendo. Junto a ello ha habido una crisis importante del precio de los productos energéticos y de las materias primas y junto a ello ha habido en múltiples países del mundo un pinchazo inmobiliario y, por tanto, digamos que es una crisis más compleja y probablemente más profunda que muchas de las que hemos vivido en el pasado.

2. ¿Qué podemos hacer ante una crisis como la que describe?

Actuar por partes. Lo primero que hay que hacer es resolver el problema de la crisis financiera para liberar el crédito, porque las empresas y las familias necesitan este flujo del crédito que procede del sistema financiero y en la medida en que la desconfianza se instala en ese sistema financiero y se cierra el grifo empiezan a sufrir el resto de las actividades económicas. Resuelto el tema, según los países, habrá que abordar cuestiones distintas. En nuestro caso hay que cambiar poco a poco el modelo de crecimiento para depender menos de lo que hasta ahora veníamos dependiendo, que ha sido una gran expansión en el sector inmobiliario para avanzar mucho más en otros sectores de economía basada en el conocimiento con mucha inversión en I+D+I.

3. ¿Qué nos ha llevado a los españoles ante una situación así?

Hay una gran parte de lo que nos sucede que tiene raíces internacionales. Ahora mismo en la misma situación que estamos nosotros están prácticamente todos los países del mundo, de gobiernos distintos, de distinto color ideológico e incluso de regímenes políticos diferentes. Por tanto, hay una gran parte de lo que sucede que tiene raíces comunes en todo el mundo. Nosotros tenemos dos problemas específicos: 1) estábamos con una excesiva dependencia del sector inmobiliario; los expertos dicen que en España deberían construirse en torno a 400.000-500.000 viviendas al año y estábamos construyendo más de 800.000; y 2) tenemos un problema de crédito, puesto que hemos estado invirtiendo mucho y financiando esa inversión con recurso al crédito exterior y justamente es el crédito exterior el que en estos momentos está también bloqueado. Digamos que esa es la mezcla española de la crisis pero, como ya he señalado, probablemente tres cuartas partes de la crisis no tiene origen externo, sino común a todos los países, cualquiera que sea su situación.

4. El FMI sitúa la volatilidad en España por encima del 70%. ¿Se espera que a medida que avance la crisis pueda aumentar la incertidumbre y con ella la pérdida de la confianza del inversor que provoque un nuevo derrumbe de la bolsa? (más…)

(Agradecimientos especiales por la colaboración en la creación de la entrevista a Juan José A. O. y a Ángel O. M.) (Recuerden que todos ustedes pueden participar enviando sus preguntas)

Rafael Pampillón actualmente es catedrático en la Universidad San Pablo CEU, director del área económica del Instituto de Empresa. Para más información sobre su experiencia profesional y formacion académica, pulse aquí.

1.       Muchos sitúan el inicio de la crisis financiera en EEUU, pero también se habla de Japón. ¿Dónde cree que está el origen de esta crisis?

Está en EEUU en agosto del año pasado. Es una crisis financiera y una crisis económica. Una crisis en la que también hay inflación. Entonces la crisis hay que acotarla. Creo que tardaremos poco en resolver el problema de la inflación, quizá 3 ó 4 meses, pero van a bajar los precios de los bienes y servicios porque bajará el precio del petróleo y de las materias primas. Luego hay una crisis financiera, que es una crisis de credibilidad y una crisis de los bancos, que eso llevará más tiempo; suelen durar unos 20 meses, llevamos 13, así que nos quedan entre 7 y 12 meses, con volatilidad y con los mercados muy ascendentes y muy descendentes.

También hay una crisis inmobiliaria muy americana y muy española. Una crisis que tiene que digerir todo lo que ha construido y digerir también las casas que se han quedado los bancos.

2.       Las constantes subidas y bajadas de la bolsa, ¿representan la ignorancia que tenemos de la crisis que estamos viviendo?

Si, representa fundamentalmente la ignorancia que se genera como consecuencia de la falta de transparencia de los bancos, la falta de supervisión por parte de las autoridades supervisoras. Entonces, yo creo que ha habido un problema de supervisión bancaria, se ha hecho mal. La ignorancia que tenemos se debe a que los bancos no han sido transparentes en sus balances y no han aflorado las minusvalías que tienen ahí.

3.       ¿Ha afectado positivamente el plan rescate de Bush al mercado? (más…)