Quién me lo iba a decir. Llevo 5 meses sin escribir en mi blog… En el último post me ocurría algo similar y dije que escribiría con mayor frecuencia… esta vez no lo puedo decir. En todo este tiempo he publicado a diario en otros blogs y he dejado al mío demasiado tiempo sin contenido nuevo. Es una pena, tengo muchas ideas, pero nada de tiempo.

En estos meses he trabajado en bastantes proyectos de redes sociales, llevando más blogs y otras cuentas en facebook, twitter,… Una locura, pero pensaba que su crecimiento sería exponencial para todas las empresas, pero se haya todavía estancado para la mayoría. Se requiere mucho tiempo y/o dinero para hacer que un cliente pequeñito llegue a tener una imagen medianamente conocida.

Pero lo mejor que he hecho en todo este tiempo, fue unos asuntos de asesoría política que me llevaron a México. Allí estuve 1 mes trabajando a tope. Algo que ni siquiera pensaba hace 5 meses… Esos son los cambios que hay que notar y, después, potenciar. Allí me encontré con un país realmente mal… Sólo con decir que el ejército estaba en la calle ya se puede imaginar lo que ocurría… Pero la gente lo vivía con normalidad, a pesar de que las 4 primeras páginas de cualquier periódico versaban sobre asesinatos políticos… era terrible. En fin, muchas cosas se podrían decir de la política mexicana.

Ahora estoy en España ilusionado con varios nuevos proyectos, unos consolidados y otros que espero que salgan. Sobre todo uno que tiene que ver con mi tierra. El tiempo lo dirá.

Hoy cierro la sesión, sin saber cuándo volveré por aquí (por cierto, agradezco mucho los comentarios que me habéis ido dejando; si que los veo y os he ido contestando casi inmediatamente; ayer me recomendaron leer en el post de La metáfora del cuarto de baño La tragedia de los comunes, y el principio parece muy interesante) con una imagen que me sorprendió, y es que en México DF vivía al lado de… ¡¡la Cibeles!!