“Es preciso elevarse con las alas del entusiasmo. Si se razona, no se volará jamás”. (Anatole France, 1844-1924; escritor francés)