Reportero de Cuarto Milenio en Cuatro Tv, de Milenio 3 en Cadena SER, colabora en A vivir Madrid de la Cadena SER. Anteriormente colaboraba en los programas de Telecinco y Antena3 con María Teresa Campos. 30 años. Hijo de Paco Pérez Abellán. Investigación criminal. Más información sobre él aquí.

1. ¿Cuáles son tus impresiones acerca del periodismo de investigación que se está haciendo en España actualmente?
Creo que se está haciendo, a pesar de lo que se dice y a pesar de la mala prensa que tenemos los propios periodistas, creo que se hace buen periodismo de investigación. Quizá no con la frecuencia que se hacía antes, tampoco tenemos los medios que teníamos antes, hay menos periódicos y dinero, porque el periodismo de investigación cuesta dinero, supone tener a una persona dedicada a un tema durante muchos días, a veces son meses; sólo mantener a una persona dedicada unos días dedicada a un tema hoy por hoy no lo hace casi ningún medio de comunicación. Cada vez las plantillas son más reducidas. A pesar de todo, con esos medios, yo creo que se hace un periodismo de investigación decente. De vez en cuando salen reportajes de profundidad muy buenos, aunque no siempre hay un caso Roldán o un Watergate que investigar, pero sí que es verdad que se hace buen periodismo de investigación.

2. Entonces, ¿crees que estamos en una buena etapa de periodismo de investigación en España?
No creo que estemos en su mejor etapa, pero creo que se intentan hacer periodismo de investigación, aunque cada vez se tira más de las agencias de noticias, se copian más unos periódicos a otros, unos telediarios a otros,… pero de vez en cuando hay un programa de televisión, de radio o en un artículo en prensa que si hace periodismo de investigación propio dedicando a su propio personal y consiguen exclusivas que llaman la atención y revelan cosas importantes.

3. ¿Están muy ligadas esas novedades en el periodismo de investigación a filtraciones políticas?
Muchas veces. Los medios de comunicación pertenecen a grupos que a su vez, a veces, rinden pleitesía a determinadas ideas y los mayores esfuerzos se dedican a ver lo que han hecho los oponentes políticos, si ha gastado el dinero bien o mal, si se está metiendo dinero en los bolsillos,… a veces sí, pero no es el único periodismo de investigación que se hace, ni es el único bueno. Por otro lado, a pesar de que algunos medios sean más partidistas que otros, tampoco hay nada de malo en que haya un medio que esté mirando al rival y el otro medio al otro rival. Esa es una de las funciones del periodismo de investigación: vigilar a los políticos.

4. ¿Cree que falta neutralidad en el periodismo de investigación?
Creo que nos llenamos la boca hablando de neutralidad y de imparcialidad y es muy difícil serlo, sobre todo porque el periodista tiene que trabajar en un medio de comunicación. Lo que tiene que hacer el periodista de investigación es ser honrados: no mentir deliberadamente, no ocultar datos, contar la realidad como la ve uno,… ahí es donde está la honradez, porque imparciales no somos ninguno, por desgracia, somos humanos. Tampoco podemos obviar que cada medio de comunicación sigue una línea y que hay determinados trabajos de investigación que no te van a aceptar en tu medio, es el intramundo del periodismo. Tu elección es trabajar en un medio o en otro, y desde luego hay algunos medios que te dan más libertad que otros. Si la realidad es así, tampoco nos podemos poner en esas palabras tan grandes que se escriben en los manuales de periodismo: ‘hay que ser imparcial’, ‘hay que ser neutral’,… ojalá, si tuviéramos dinero y si tuviéramos posibilidades y medios, se podría hacer un mejor periodismo de investigación, lógicamente. Por desgracia, para hacer el mejor periodismo de investigación hacen falta medios.

5. ¿Cuánto cree que ha favorecido el desarrollo tecnológico al periodismo de investigación?
Lo ha beneficiado de manera innegable. Antes tenías que hacer una entrevista y para demostrar una cosa no contabas con una minicámara o una grabadora pequeña, para poder registrar una entrevista y hacer más sólido un artículo de prensa, para que nadie pueda decir que es falso y se desdiga. Ahora es más fácil protegerse las espaldas, aunque eso luego nunca vea la luz, es una caja de seguridad para el periodista.

6. ¿Cómo definirías el periodismo de investigación en sí?
Realmente es el periodismo. Ahora se hace otro tipo de periodismo que es el recogedor de noticias de agencias, el ir a hablar de la vida de alguien a televisión,… El periodismo de investigación es lo que debería ser el periodismo. Es un periodista que se dedica a investigar algo durante un periodo de tiempo. Pero la inmediatez nos impide con frecuencia centrarnos en determinadas noticias. A veces damos un titular y nunca se sigue esa historia. Lo que se define ahora como periodismo de investigación es profundizar en algo que ya se ha dicho, se sabe que está sin resolver y profundizas: te vas a las fuentes originales, buscas la documentación judicial, hablas con las personas que más saben,…, y juntas todos esos conocimientos para dar algo que puede ser útil para la sociedad. La información es vida, es utilidad. La labor del periodista de investigación es fundamental.

7. ¿Qué más características añadirías al periodista de investigación a parte de mayor profundización y mayores costes?
Una gran curiosidad. Sobre todas las cosas el periodista de investigación es un curioso que quiere saber lo que hay detrás de una noticia, detrás de un titular ambiguo o de una pista que no sabemos lo que puede conllevar,… querer saber y para ello hay que poner interés y sacrificar algunas cosas.

8. ¿Dirías que también le caracterizaría la iniciativa propia?
Es fundamental, porque realmente te puede apoyar tu medio, tu entorno familiar,… pero el que va a seguir ese camino eres tú y tienes que tener las ganas de dedicar mucho tiempo y esfuerzo a algo que, a lo mejor después de dedicarle unas semanas, descubres que no es tan importante como creías y poder haber desperdiciado varias semanas y no tener una noticia. La iniciativa personal es muy importante, hay que convencer a tu director de que esa noticia es importante, de que va a valer la pena el gasto de recursos y de tiempo,… en eso también consiste nuestro trabajo, en saber vender bien las cosas.

9. ¿Ayuda el no identificarse como periodista para conseguir más información?
Claro que ayuda. El ser un periodista medianamente conocido te impide muchas veces llegar al fondo de muchas cuestiones, aunque a veces te abre puertas. Lo más probable es que te intenten ocultar información, sobre todo en temas importantes. Solemos recurrir a compañeros para que intenten conseguir ciertos datos. El hecho de no decir que eres periodista, entrar en un bar y hablar con la gente como un turista o una persona que se está interesando en la historia del pueblo o de algún alcalde que estuvo,… siempre da mucho más juego y hace que los interesados se corten menos.

10. ¿Cuál es el paso más difícil a lo largo de una investigación periodística?
Una investigación siempre está llena de dificultades, desde el principio. Pero creo que lo más difícil de todo es encontrar una buena pista, una línea que seguir y no tener miedo a preguntar, ni prejuicios (no quitarle la importancia porque no sea lo más políticamente correcto o porque no sea el asunto más llamativo). Esforzarse en encontrar algo que no haya encontrado un compañero de otro medio, sobre todo.

11. ¿Cuáles son los problemas habituales que se suelen encontrar en una investigación periodística?
Silencio, falsas pistas, gente que te dice cosas interesadas para despistarte, dificultad para hablar con las altas instancias, conseguir papeles/documentos judiciales que sustenten lo que estás investigando, hablar con la policía (hay que tener contactos dentro, porque los gabinetes de información están para dar lo justo y despistarte),… las dificultades son todas. Hay que tener un poco de carácter, ganarse a determinadas personas, haciendo y devolviendo favores que te van abriendo pequeñas puertas que luego te ayudan en otras investigaciones. Nada es fácil, pero es muy gratificante obtener aunque sea un dato que no se había encontrado antes.

12. Los teóricos dicen que la investigación periodística se debe centrar en los asuntos de interés públicos
Lógicamente, cuando te metes en una investigación tienes que pensar que tiene que tener un fruto y en lugar de pensar en el resultado comercial se debería pensar en cómo va a afectar a la sociedad, si va a ser lo suficientemente importante como para dar un giro a la opinión pública. Pero lo cierto es que se suele mover por otros caminos, están los intereses políticos (que a veces no es el interés social, sino el particular), los intereses económicos,…

13. ¿Qué tipo de filtros para contrastar la información se suelen utilizar en el periodismo de investigación?
Por desgracia, los periodistas estamos muy perseguidos por la justicia, antes siempre fallaba a favor del periodista. Ahora hay abogados que se dedican a perseguir a periodistas que se han podido equivocar simplemente en un dato, denunciarle y sacarle todo el dinero que tiene. Hay que ser muy cuidadoso y cubrirse bien las espaldas. Tienes que tener tus grabaciones, tus contactos bien hechos, saber si la persona que te cuenta algo tiene credibilidad, si te dicen algo de una persona intentar hablar con ella también,… No puedes lanzarte a la piscina en el mal sentido, no puedes publicar una noticia aunque creas que es verosímil, aunque creas que es real, si no tienes las pruebas de que eso es real, te arriesgas a una demanda. Sin documentos o personas que te estén apoyando, es muy arriesgado. Los filtros que hay que pasar son los de la honradez propia, saber que no estás mintiendo y tener datos fiables, fuentes que te merezcan respeto y documentos filmados, grabados, fotografiados,…

14. ¿Alguna vez te han intentado dar información falsa?
Muchas. No sólo lo han intentado, nos la han dado. Información falsa, incorrecta, incompleta,… pero eso se soluciona acudiendo a varias fuentes. No hace falta ser periodista de investigación para eso, hoy contamos con una herramienta muy importante que es Internet, pero que hay que saber utilizar. Uno no puede llegar a la primera página de internet en la que haya una noticia y contarla como si fuera verdad sin hablar con determinadas personas, buscar más información, hacer algunas llamadas,… Por ejemplo, en nuestra redacción aquí en El País, en Cuatro o la Cadena SER, los chicos jóvenes a veces se quedan bloqueados cuando hay una bajada de tensión, nos quedamos sin Internet y no saben qué hacer. Hay muchos recursos y hay que utilizarlos todos, y ya sé que es costoso y más lento, pero son los que hacen más sólido a un trabajo.

15. ¿Crees que vale todo en el periodismo de investigación?
Yo no soy muy partidario de la cámara oculta, a me parece que es un medio que se puede utilizar para conseguir cierta información pero que luego puede ser muy engañosa, porque las personas cuando saben que están siendo filmadas tienen una actitud, pero cuando no les pones una cámara oculta tú puedes casi empujar a que delinca mucha gente; si les pones un cebo mucha gente puede cruzar esa línea. Entonces, ¿hasta qué punto estás manipulando la realidad? Estás interviniendo. Cuando estás haciendo una investigación debes ver lo que hay, no poner cosas allí para que tu investigación sea más bonita y llamativa.
No vale todo. Cada uno tendrá una conciencia y una manera de hacer las cosas. Lo que sí está claro es que puedes llegar más lejos si el objetivo es mayor, si estás buscando un bien común para todo el mundo y que podría ser revelador, si sabes que hay alguien que está matando a muchas personas y sabes que si le pones una cámara oculta lo vas a descubrir, lógicamente hay que tragarse las cosas que pueden parecer menos adecuadas, si el fin es bueno. Hay que ponerse uno mismo ciertos límites.

16. ¿Cree en el periodismo de talonarios?
Creo que siempre se ha utilizado la seducción para conseguir información. ¿Pagar una entrevista? Pues a alguien que se ha acostado con un famoso, no se la pagaría. Pero a un hombre que me puede revelar datos determinantes para una investigación sobre un caso de corrupción política, pues igual merece la pena, porque ese desembolso puede ir a favor del bien común.

17. ¿Qué diferencia ves entre pagar por la información y que te envíen un dossier completo y te lo pongan encima de la mesa?
Que te envíen un dossier completo significa que te están dando lo que ellos te quieren dar, es decir, lo que les interesa. Pagar por la información, depende. Si es única, exclusiva, que una persona sólo la vaya a soltar si la vende, pues hay que valorarla. No es la mejor manera de obtener la información pagándola, lo mejor sería tener un equipo de investigación, pero a veces no queda más remedio.

18. ¿Se podría decir que es lo mismo periodismo de filtración y periodismo de investigación?
No tienen nada que ver. Por definición, la filtración no es investigación. Lo que sucede es que en una investigación de pueden ir filtrando datos. La filtración puede ser el inicio o el apoyo de una investigación, es un añadido, no una investigación en sí.
19. ¿Qué tipo de fuentes deben primar: las primarias, las personales, documentales,…?
Las fuentes primarias, siempre. Eso es pura matemática del periodismo. Pero llegar al protagonista de una historia suele ser difícil en determinados casos. A lo mejor tienes que empezar por personas que conocen a esa persona para ir acercándote a los protagonistas. Cuanto más te alejes de la base de lo que ha ocurrido, más inexactos serán los datos.

20. ¿Qué es lo que suele llevar a alguien a convertirse en fuente de un profesional de la información?
El interés. La gente que te filtra algo, que te está ayudando, salvo excepciones, busca un toma y daca, que determinada persona caiga, que se sepa que determinada persona está haciendo algo mal o cometiendo un delito,… y a él le viene bien o espera que en un determinado momento le puedas ayudar de alguna manera. A lo mejor nada fraudulento, pero todo se mueve por el interés.

21. Hasta ahora, ¿cómo has solido iniciar las investigaciones: casualidad, rumores, chivatazos, búsqueda…?
Un poco de todo. Hay investigaciones que empiezas porque hay una noticia que ha salido y se ha quedado incompleta. Hay veces en las que llega algo a la redacción, un documento, una fotografía, una grabación,… y eso te hace iniciar el movimiento. Yo por ejemplo he trabajado en asuntos políticos, judiciales, crímenes, temas del pasado, algo de actualidad… y hemos buscado reconstruir casos sin resolver para intentar descubrir algo, hablar con criminales, con víctimas,…

22. ¿Qué importancia tiene el off the record?
Es básico. Además, cuanto te hablo de honradez, hay que respetarlo al 100%. Hay gente que confía en ti y te da ciertos datos que no puedes revelar a pesar de que sean muy golosos, porque perder esa fuente puede acabar con el reportaje y con otros del futuro. Además, esa información puede no estar madura,… Es fundamental que las personas que colaboran se sientan confiadas, y te pueden dar un dato que no puedes revelar.

23. ¿Has usado alguna vez la cámara o la grabadora de voz sin que se sepa?
Yo grabadora muchas veces, porque hay determinados testimonios de los que no estás muy seguro o que vas a utilizar entrecomillando. Muchas veces das tu cara y tu prestigio y hay persona que se desdicen y pueden acusarte de que eso es falso. La grabación te puede salvar la vida. Yo lo veo más que como un seguro de vida que como una traición. Yo nunca he grabado algo de manera “oculta” y tener que utilizarlo. Yo sólo lo utilizaría si los fines lo justifican.

24. ¿Qué te parece la última resolución del Tribunal Supremo restringiendo el uso de la cámara oculta?
Es que la cámara oculta es una herramienta peligrosa, sobre todo por el mal uso que se puede hacer de ella, porque si graba una cosa que iba a suceder de todas maneras puede ser muy útil. El problema es que se puede manipular y dirigir. Se puede utilizar para revelar datos de la intimidad de alguien. Lo ideal sería que nosotros mismos restringiéramos ese uso, que no utilicemos una cámara oculta para ver desnuda a una famosa en su casa. Pero como la bondad infinita no existe, se hace mal uso de muchas cosas y los jueces muchas veces piensan que es más importante el derecho a la intimidad. De hecho, se está tendiendo a eso, a considerar que es más importante el derecho a la intimidad y a la privacidad que el derecho a la información. Cosa que puede ser un error, pero que nosotros mismos hemos provocado dando información que no tenía ningún valor, revelando datos íntimos que no teníamos que haber hecho o provocando situaciones para que se incurriese en un delito.

25. ¿Cómo ha sido tu relación con los jueces?
Nunca me he tenido que pelear con ellos. He tratado siempre de hacer las cosas muy bien. Para obtener información en muchas ocasiones nos han ayudado. Ellos tienen claro que tienen que hacer justicia pero saben que la información es fundamental y que la sociedad quiere información. La gente quiere saber qué le ha pasado a Marta del Castillo, si Santiago Mainar es culpable o inocente,… si puedes conseguir datos de esas investigaciones y te la puede facilitar un juez o un abogado, no hay ningún problema y ellos son conscientes de esto. Su profesión les impide hacerlo públicamente, pero todos lo hacen.

26. ¿Has recibido querellas, denuncias,…?
En mi caso no. He intentado hacer las cosas siempre muy bien. He tenido mucha suerte también. A las redacciones llegan muchas querellas, aunque la mayoría no se admiten a trámite porque no tienen ninguna base. Algunos se cabrean porque se hable de un crimen que se cometió en su pueblo hace veinte años y te ponen una demanda. A mí me han amenazado muchas veces con demandarme para impedirme que grabe en la calle, por ejemplo. No nos podemos asustar tampoco. El periodismo ha estado siempre perseguido y cuanto más importante sea la noticia a más gente va a molestar. Lo normal es que los jueces protegieran a los periodistas, pero, sobre todo por la prensa del corazón, están ahora girando hacia el derecho a la intimidad, hacia la propia imagen, la privacidad,… conceptos que muchas veces chocan con las cosas que si se deben contar.

27. ¿Qué te parece que el secreto profesional no esté desarrollado en la ley española?
Siempre se dice que tenemos ese derecho. La ley te ampara, pero qué secreto profesional estás ocultando. Si te mandan declarar y no revelas una fuente el juez puede proceder contra ti. Te ampara ese derecho, pero es como la cláusula de conciencia. Puedes demandar a tu empresa, pero si lo haces te vas a cerrar las puertas de todos los medios de comunicación de España. No es que estén poco desarrollados, es que son difíciles de aplicar. En general un periodista no debe revelar sus fuentes.

28. ¿Has recibido alguna vez presiones desde tu propio medio?
En la mayoría de los casos, ni siquiera te pones en la tesitura de ir contra tu medio. Todo el mundo sabe de qué pie cojea cada medio. La presión casi nunca es directa. Es algo tan sencillo como que si estás en la Cadena COPE no se puede decir nada malo de la Iglesia. Nadie lo va a hacer.

29. ¿Alguna vez te has sentido decepcionado en una investigación?
Decepcionado no, triste. A veces haces un trabajo y las cosas no salen como querías. Además, es lo más normal.

30. ¿Cómo ves el futuro del periodismo de investigación?
Oscuro, como veo el futuro del periodismo en general. El periodismo de investigación es incluso más sensible porque necesita más medios. Cubrir una rueda de prensa es interesante, pero a veces hay que ir por detrás y escuchar otras fuentes, dedicar más tiempo, pero cada vez hay menos medios, cierran periódicos, en esta época hay muchos despidos,… y las posibilidades de hacer periodismo de investigación son menores. Pero nunca desaparecerá porque siempre habrá alguien que esté interesado en que las cosas se sepan.

31. ¿Qué casos destacaría de los que ha investigado?
Muchísimos. Hay asuntos que hemos revelado que no se sabían. Hace muy poco se estuvo hablando de los pistakos de Perú. Es difícil saber lo que tiene de verdad y lo que tiene de mentira. Cuando sale todos los medios dan que hay una banda que se dedica a degollar gente, a sacarles su grasa y venderla en Europa. El turismo baja un 81% en esa región y se dice que es mentira. El ministro dice que es verdad, la policía defiende su posición… En Cuarto Milenio conseguimos documentos judiciales y policiales de todos los detenidos, de los procesos en que hacían las cosas,… estaba tan elaborado que era imposible que fuese mentira. Nos mandaron los análisis científicos de la grasa humana. Se emitió desde Perú un comunicado que era falso y los medios más prestigiosos publicaron de nuevo que era mentira.

32. ¿Alguno en España?
Sobre todo con chicas desaparecidas, algunos sin resolver. Hemos conseguido testigos que ni si quiera participan en procesos judiciales, hemos conseguido documentos que estaban bajo secreto de sumario,…