Casi todo el mundo coincide en que el periodismo en general está en una etapa muy mala. Internet ha desplazado a los medios a una posición crecientemente secundaria, sobre todo a la prensa escrita, y en especial a la diaria. Vivimos recortes constantes en las plantillas o, incluso, cierres de medios. Ya se habla de fusiones, incluso ya hay acuerdos. Antes decíamos que el periodismo de investigación es muy sensible y costoso. En una situación de crisis económica, de la que no se ve un final concreto, de los medios de comunicación, el periodismo de investigación no puede vivir un buen momento. De hecho, los casos de investigación que están publicando últimamente los periódicos aparentan ser filtraciones. Vayamos a la opinión de nuestros entrevistados:

Francisco Pérez Caballero: “el futuro del periodismo de investigación lo veo oscuro, como veo el futuro del periodismo en general. El periodismo de investigación es incluso más sensible porque necesita más medios. Cubrir una rueda de prensa es interesante, pero a veces hay que ir por detrás y escuchar otras fuentes, dedicar más tiempo, pero cada vez hay menos medios, cierran periódicos, en esta época hay muchos despidos,… y las posibilidades de hacer periodismo de investigación son menores. Pero nunca desaparecerá porque siempre habrá alguien que esté interesado en que las cosas se sepan”.

–          Melchor Miralles: “delicado, como el de la profesión en general”.

En este apartado coincidimos todos y la única respuesta la encontraremos en los próximos meses o años. Habrá que esperar hasta entonces.