Este es el tercer artículo sobre la televisión que aparece en El fin de los medios masivos, que editan Mario Carlón y Carlos A. Scolari. Su autora, Mirta Varela, intenta dar una visión del paso de la televisión tradicional a la televisión en Internet, pero ni siquiera se acerca a la realidad. No tiene ni idea de lo que es la Web-Tv. Habla mucho de la revolución de Youtube y de que las series ahora también se ven por Internet, pero creo que es una falta notable el no tratar la Web-Tv (para el que no lo sepa, es aquella tv que tiene conexión directa a Internet, es decir, desde la Tv ves lo que quieras de Internet). Pero, reconozco, que los últimos artículos que he leído no son tan “prescindibles” como los primeros… Vamos con él:

“Una característica de las tecnologías de comunicación es que no obedecen a una necesidad social: puede pensarse en necesidades muy generales de comunicación, expresión o creación artística. […] Resultaría difícil sostener que la sociedad “necesitaba” o “esperaba” el fonógrafo o el IPOD. […] Su función social y cultural no está inscrita claramente en ellos. Tal como señaló Raymond Williams (1992) oportunamente: primero se inventó la tv y luego se pensó para qué podía ser utilizada. […] La técnica no determina completamente el uso social que se le dará a la misma. Por eso resulta tan complicado leer las tendencias del presente: no es posible “adivinar” el futuro limitándose a leer el cambio técnico”.

“Para definir los media, es necesario entonces, partir de un modelo que funcione en dos niveles. En primer lugar, un medio es tecnología que habilita la comunicación. En segundo lugar, un medio es un conjunto de prácticas sociales y culturales que han crecido alrededor de esa tecnología. […] Los primeros pueden ir y venir, pero los medios persisten como capas en las cuales se acumula información y entretenimiento en forma cada vez más compleja”.

“El contenido y la función de un medio puede cambiar o desplazarse de uno a otro, su audiencia puede cambiar y su estatus social puede ascender o descender, pero una vez que un medio se establece, continúa funcionando dentro de un extenso sistema de opciones comunicativas. […] Las palabras impresas no mataron a la palabra hablada. El cine no mató al teatro. La tv no mató a la radio. […] Esta es la razón por la cual las hipótesis de una “revolución” digital o tecnológica no resultan muy plausibles”.

(La tv seguirá, pero la señal, en lugar de llegar por una antena, llegará por un router) (El mando de la tv será el ratón)

“Raymond Williams observó tres rasgos que muestran el modo en que la tv retomó características que habían introducido previamente la prensa y la radio. Esos rasgos son: la organización de sus contenidos en forma miscelánea, su recepción en forma de flujo continuo y su transmisión en forma de broadcasting“.

“La tv actual se enciende y no se apaga nunca. El sonido televisivo -antes que su imagen- forma parte de las rutinas cotidianas aunque no se le otorgue una atención exclusiva como ocurre con el cine”

“Durante mucho tiempo se habló de medios de difusión (por oposición a medios de comunicación) para subrayar esta característica: la radio y la tv son medios que dirigen su flujo en forma unilateral y muchos críticos se negaron a denominar a esto “comunicación”, término que supone una interacción. […] La interacción de las comunidades en la web supone algo más que una mudanza de un segmento de audiencia desde un medio a otro”.

“YouTube -broadcast yourself-“

Youtube “funciona a modo de autopista que transforma al resto de la red en caminos sin asfalto. No se trata de una centralización de la emisión porque allí circulan vídeos de origen muy diverso: se trata de una centralización de la circulación”.

“Desde el punto de vista cultural […], establece distinciones. Como la tv, la radio o la sección de espectáculos de un diario, YouTube no legitima ni establece jerarquías entre los objetos culturales que pone en circulación”

“El éxito de YouTube da cuenta de un corrimiento en el eje de interés de los usuarios que ya no se limita a personalizar un horóscopo sino a poner en circulación sus imágenes”.

“La continuidad visual entre las formas de pantalla no debería pasarse por alto en el momento en que nos interrogamos acerca del fin de la tv de masas”.

“YouTube y otros sitios de Internet son, en la actualidad, la fuente principal para ver televisión antigua. […] Se trata de volver coleccionable aquello que había sido producido para el consumo efímero y podríamos tomarlo como uno de los tantos indicios de la “muerte” de la tv”.

“En cualquier caso, se trata de una alteración de la puesta en circulación antes que de la producción. Los fans son espectadores excepcionales que convierten a sus series en objeto de culto rodeando a esos objetos de prácticas diversas entre las cuales la colección y el archivo no ocupan un lugar menor. La circulación mundializada de series televisivas lleva a la búsqueda anticipada de capítulos que aún no se han estrenado en otros países. Existen audiencias que siguen casi simultáneamente la transmisión original a través de Internet […] (pasan muy pocas horas entre la emisión televisiva norteamericana y la circulación de una versión subtitulada en español por la web)”.

“Todo lo que entra a formar parte de Internet (como ocurría con los medios masivos) carece de distinción o legitimación específica. Muchos blogs proponen recomendaciones y reenvían a YouTube para ver algún vídeo. […] No se trata de un juicio crítico sobre los vídeos, sino de objetos que permiten el contacto por afinidad”.

“Aunque algunos sitios parece brindar un servicio relativamente específico que puede venir a reemplazar alguno ya existente (Skype para hablar por teléfono, por ejemplo), la mayoría tiende a incorporar el efecto miscelánea que caracterizaba a los magazines pero sumándole el servicio de comunicación interpersonal: información, servicios, entretenimiento, chat y grupos”.

“Algunos problemas de la dinámica del cambio de los medios:

  1. La miscelánea típica de Internet (para aludir a otro elemento de continuidad) no se limita a yuxtaponer medios de información y de entretenimiento, texto e imagen, voz y fragmentos fílmicos. También introduce la comunicación interpersonal en la mezcla.
  2. Si bien la simultaneidad era un rasgo que habían introducido otros medios (teléfono, radio) antes que la tv, ésta fue quien lo consiguió en relación con las imágenes. […] La tv siempre mantuvo una tensión entre el directo y la narración. Los éxitos televisivos se repartieron entre la transmisión deportiva y la ficción seriada. Lo efímero y la repetición la han caracterizado por igual.
  3. La desincronización entre cambio técnico y cambio cultural […] se manifiesta también en Internet. […] A partir de los años setenta, la cultura ha dejado de mirar hacia el futuro para orientarse hacia la memoria. Internet ha nacido bajo el signo de la memoria y el archivo”.

Ya sólo queda un capítulo más sobre la televisión, creo que sobre el televisor en sí, y otro sobre los blogs. Al libro le queda poquito.