Recientemente he realizado un trabajo sobre el periodismo de investigación que creo es interesante darlo a conocer para que podáis ver en qué estado se encuentra el periodismo de investigación en España y en la actualidad.

A lo largo de últimas décadas, el periodismo de investigación ha jugado un papel esencial en la construcción de las sociedades. A medida que se iban instaurando regímenes democráticos, la libertad de opinión fluía libremente e intentaba atacar en todo lo posible al opresor anterior. La libertad de opinión creó una opinión pública que buscaba a un organismo capaz de investigar a los grandes empresarios, a los políticos, a los cuerpos policiales y judiciales y cualquier tipo de organización, para que no cometiesen delitos que afectasen a la sociedad. Así surgieron numerosas secciones en periódicos, sobre todo, que se dedicaban, única y exclusivamente, a investigar.

Con este trabajo pretendo, guiado por las entrevistas realizadas a Francisco Pérez Caballero y Melchor Miralles (de los que hablaremos en el siguiente apartado), definir lo que es el periodismo de investigación y conocer sus características y ver las diferencias entre el periodismo de investigación que se hace ahora en España y el que se hacía después del franquismo. También veremos cuáles son las formas más comunes de iniciar una investigación y cuáles son los problemas más habituales en su transcurso. Intentaremos llegar a la conclusión de si hay neutralidad o no en las investigaciones y de si es lo mismo periodismo de investigación que periodismo a base de talonarios o de filtraciones. Conoceremos algunos detalles sobre el off the record y sobre el secreto profesional, sin pasar por alto el uso del anonimato y de la cámara oculta. Veremos cómo se relacionan los periodistas con los jueces y terminaremos preguntándonos por el futuro del periodismo de investigación.

De las entrevistas han salido grandes conclusiones que sirven para hacerse una idea del presente y pasado del periodismo de investigación. No me olvido del futuro, pues éste se ha ocultado tras un nuevo medio en el que lo gratuito se ha impuesto: Internet. Se ha llegado a decir: No importa a lo que te dediques, porque en 2010 Google lo hará mejor que tú y gratis.