Hace varias semanas os puse una fotografía que aparentaba ser la cara de un leopardo, pero resultaba ser la silueta de una mujer sobre un fondo dibujado. Hoy he descubierto cómo se hizo realmente esa fotografía. Y bueno, ya tenemos un cómo menos para contestar: