La rapidez y astudia de CocaCola me sorprende. La Cumbre de Copenhagen ha sido un fracaso, pero ahí está CocaCola para crear un clima de esperanza como sólo ellos saben. No creo que haya que explicar el juego de palabras, sólo decir que HOPE es ‘esperanza’: