Escalofriante campaña preparada para Navidad para concienciar a la gente de que no beba alcohol si va a conducir. Asusta el aspecto de realidad de las imágenes. No penséis que todo el vídeo es como los primeros segundos: