Siempre que veo en la televisión o en Internet la posibilidad de ver un vídeo a cámara lenta de cualquier cosa no dudo en hacerlo. Es una de esas cosas infantiles que perduran en mí: la sencillez de la lentitud en toda su grandeza. Por otro lado, debo reconocer que los vídeos a cámara lenta que me gustan suelen ser de balas, caídas, explosiones,… pero nada grave XD. Aquí os dejo un vídeo que se me ha ido pasando de poneros:

Anuncios