(Como sé que es un pelín largo lo que viene a continuación, al final, en los tres últimos párrafos, he dado una opinión-resumen de los principales implicados)

“El Congreso de los Diputados convalidó ayer el decreto ley que regula la Televisión Digital Terrestre de pago, aprobado en un Consejo de Ministros extraordinario -dedicado a la crisis económica- que se celebró el pasado mes de agosto”. Así comienza el Editorial de hoy (18/09/09) de El País: ‘Clientelismo Digital, El Gobierno perjudica a los ciudadanos para beneficiar a un grupo de comunicación afín’.

Si os parece un párrafo neutral y bien cuidado, fíjense en: “un Consejo de Ministros extraordinario -dedicado a la crisis económica-“. Destacar que es un Consejo extraordinario para la crisis y que se utilizó para aprobar la TDT de pago, es empezar fuerte. Aunque eso sólo es el principio.

“La TDT de pago es un elemento que debe dinamizar nuestro modelo de televisión y colocar a España entre los países que disponen de tecnología audiovisual avanzada. Pero para ello es necesario criterio, seriedad y rigor, aspectos que, en este caso, han brillado por su ausencia.” Cebrián está muy enfadado.

“Y ahora viene un gran jarro de agua fría: Ante la inexorabilidad del plazo fijado por el Gobierno para el apagón analógico, los ciudadanos se han visto forzados a adquirir millones de sintonizadores de TDT que ahora deberán adaptar a la nueva modalidad de pago“. Esto lo he vivido muy de cerca, porque he tenido que hacer entrevistas sobre el tema y es un fallo que en todos los congresos de televisión digital se destacaba, pero no tenía mucho hueco en la prensa.

No tiene desperdicio el Editorial de hoy: “El perjuicio económico que han padecido no es consecuencia de ningún avance tecnológico que haya dejado obsoletos los equipos, sino de una decisión del Gobierno que, sobre la marcha, ha decidido cambiar las reglas de juego“. La hostilidad en las palabras que utiliza Cebrián es más que notable.

Ayer Miguel Sebastián (Ministro de Industria) dijo que “se ha terminado con 20 años de monopolio”. En este Editorial se catalogan estas palabras como: “En un alarde de desvergüenza, ignorancia o ambas cosas“.

Unos ataques tan “feroces” como los que está propiciando el periódico general de mayor tirada en España no se podían pasar por alto en los demás periódicos. Veamos como lo destacan:

EL MUNDO lo saca en portada y también en Editorial:

elmundo 1

Sobre la coacción sigue en la entradilla: “Se pone fin a un pulso que ha durado varios meses, durante los cuales, en público y en privado, altos directivos de Prisa han presionado al Gobierno de tal manera que muchos lo han interpretado como una coacción“.

El Editorial de El Mundo también comienza fuerte:

elmundo 2

El Mundo, dice, que se declara neutro y elige como enemigo al Grupo Prisa: “Lo que no sería justificable, ni en términos de eficiencia ni de igualdad de oportunidades para competir, es que el Ejecutivo no hubiera dado vía libre al desarrollo de esa tecnología, permitiendo la continuidad del monopolio de Sogecable, el único operador de televisión con posibilidades de emitir en régimen de pago, desde que el Gobierno de González le concedió este privilegio en el año 89. Como bien dijo el ministro de Industria […]”.

Pero en algo coincide con el Grupo Prisa: “Cabe reprochar al Gobierno el procedimiento utilizado de decreto ley urgente, que impide la celebración de un debate parlamentario de fondo”. Lo cual habría sido totalmente lógico y no como se hizo en un Consejo extraordinario de Ministros.

– El diario Público, perteneciente al grupo beneficiario: Mediapro, se mantiene al margen y sólo da la noticia, libre de Editoriales.

——————————————————————————

Así están los medios. Unos se mantienen al margen del debate (dando sólo la noticia) y otros se meten de lleno. Obviamente, El Mundo no podía perder la oportunidad de atacar a su eterno rival (Zapatero sólo es temporal) y lo ha hecho de una forma muy inteligente: calificándose de neutral simplemente diciendo que no está en ninguno de los dos bandos que se enfrentan directamente, pero es obvio que no se puede ser neutral cuando se habla de un oponente. Lo diga quien lo diga y en el momento que lo diga, sólo es una estrategia comunicativa que da muy buenos resultados.

El Diario Público no se mete en el debate y queda al margen de las hostilidades de El País. Se lava las manos.

Por parte de El País, a mí me agrada que critiquen al Gobierno (sea cual sea, porque me gusta ver sus reacciones), pero creo que de crítica objetiva no tiene nada. Como muy bien han destacado políticos y periodistas Sogecable surgió por una concesión de Felipe González en 1989. 20 años después el mismo partido hace una concesión a otro grupo de izquierdas. Como bien se dice: “la historia se repite”.

Por último, el Gobierno no ha actuado de una forma sensata, pues esta reforma se debió haber aplicado hace seis meses junto con la Ley General Audiovisual. Por no haberlo hecho, la mayor parte de los receptores de TDT se quedarán obsoletos, igual que ocurrirá cuando la TDT emita en HD con las televisiones 4:3, pero este es otro debate.

Anuncios