¿En qué estaría pensando Zapatero cuando decidió meter a Ángeles González-Sinde en el Ministerio de Cultura? ¿Pensaría, por alguna casualidad, que alguien del cine recibiría aplausos si dirigiera la cultura española? Tal vez, tendría lógica. Pero debería haber sido más conocida antes y menos polémica, todos hemos escuchado o leído lo que dijo en la última entrega de los Goya. Muchos otros blogs, programas de radio, editoriales,… denuncian que una persona que formaba parte del cine español (del que recibía ayudas, claro!), era presidenta de la Academia del Cine y de las Ciencias Cinematográficas de España, ahora sea juez. Y, aportaban ejemplos comparativos, como que el presidente de una constructora no puede ser el ministro de fomento o un militar el ministro del interior.

Escribo todo esto porque ha vuelvo a crear polémica. Ayer, en Radio Nacional de España dijo lo siguiente: los internautas saben que hay que ordenar ese espacio que es Internet, que es el medio más fabuloso para la difusión del conocimiento” y que España debe “encontrar una manera razonable para todos, tanto usuarios como los que generan los contenidos, porque si no, nos vamos a quedar sin contenidos”. Pero no se ha quedado ahí, hoy ha seguido hablando: “Los internautas no tienen que preocuparse o tener miedo porque Internet es imparable” y “va a seguir siendo la herramienta prioritaria de difusión de la cultura y de la comunicación de nuestros tiempos”.

¿A qué se refiere con ordenar? ¿Por qué no define ya de una vez sus objetivos? ¿Cómo va a seguir siendo Internet la herramienta prioritaria de difusión de la cultura, si le molesta que el ADSL exista (¿para qué queremos líneas de no sé cuantas gigas?, ¿para mandar e-mails?)? SEÑORA GONZÁLEZ-SINDE, LA CULTURA OCUPA LUGAR.

Para añadir más datos en contra de González-Sinde, visto en ElEconomista, es destacable que ha recibido “10 millones de euros en subvenciones”, la mayor parte desde que ZP es presidente. Destacan: La vida que te espera (867.065 euros), La puta y la ballena (826.441 euros), Las razones de mis amigos (798.223 euros) y Heroína (794.173 euros).

Pero esto no queda aquí, hay mucho más: su familia. su hermano, José María González-Sinde es consejero y accionista de la productora Alcalá; su tío, Miguel González-Sinde, figura como vocal de la Academia del Cine; y su pareja, Ray Loriga, es guionista, escritor y director de cine.

¿Por qué vamos a creer en la imparcialidad que ella anuncia? ¿Por qué lo dice ella?

Anuncios