VIERNES: 17 DE OCTUBRE DE 2008

Santoral: Mariano, Marisa, Rodolfo, 

Nacieron un día como hoy: Josep Puig i Cadafalch (1867, arquitecto catalán), Albino Luciani (1912, papa Juan Pablo I), Arthur Miller (1915, dramaturgo estadounidense), Rita Hayworth (1918, actriz de cine estadounidense), Montgomery Clift (1920, actor estadounidense, una de sus películas: De aquí a la eternidad), Muguel Delibes (1920, periodista y novelista español), Eminem (1972), Kimi Räikkönen (1972).

Efemérides: Bonifacio II (532, Papa 530-532), Frédéric Chopin (1849, compositor polaco), Santiago Ramón y Cajal (1934,  premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1906).

Acontecimientos: en 1469 se casan Fernando II de Aragon e Isabel de Castilla (Reyes Católicos); en 1777 las tropas estadounidenses derrotan a las británicas en la batalla de Saratoga; en 1815 Napoleón llega desterrado a Santa Helena; en 1912 Bulgaria, Serbia, Montenegro y Grecia declaran la guerra a Turquía; en 1918 Yugoslavia se declara república; en 1919 se inaugura el metro de Madrid; en 1931 Al Capone es condenado a 11de prisión por evasión impuestos; en 1956 se inaugura en Gran Bretaña la primera central nuclear del mundo; en 1979 la Madre Teresa de Calcuta recibe el Premio Nobel de la Paz; en EEUU nace el habitante 300.000.000.

 

Fragmentos: La tala (Leonardo Castellan)

 

Tres días duró en la isleta el estruendo de las hachas, y crujieron al tumbarse los gruesos troncos, y volaron todos los pájaros menos las tijeretas, que no se van de sus nidos aunque las maten, y se quedaron por allí chillando, sobre las ramas mustias.

        Aquella era una solución. El Guayacán duro, el Algarrobo dulce, el Quebracho tenaz, el Cedro valioso, el Jacarandá florido y el Ñandubay anudado, los forajidos del monte, habían caído. Sólo quedaban en pié el Ombú inútil y el Abrojo dañino.

        -¡Lo que yo siempre he dicho, mi compadre! –gritó el Abrojo-. En esta vida los únicos que sobreviven son de dos clases: los que no sirven ni para leña, como usted, y los que muerden a todos, como yo.

        Pero sucedió que con los árboles martirizados se hicieron muebles finos, vigas inmortales y durmientes eternos: y después los obrajeros pegaron fuego a la isleta talada, y del Ombú y del Abrojo no quedaron ni las cenizas.

 

Anuncios