¿Cómo de fuerte está siendo el ‘shock’? Todos los analistas intentan dar la respuesta, pero la actual volatilidad del mercado sólo permite saber que estamos en un momento bajista y a la espera del doble suelo que permita, de una vez por todas, remontar las pérdidas en bolsa que aumente la liquidez de las grandes instituciones financieras favoreciendo así la recuperación de la confianza.

Según el FMI la recesión llegará a España con fuerza debido, sobre todo, al boom inmobiliario. Este año sólo crecerá un 1,4% y contraerá nuestra economía un 0,2% en 2009, aumentando el paro hasta el 15%. También prevé que el precio de la vivienda usada baje un 30%. Si recordamos las palabras de Chicote, Presidente de la Asociación de Promotores y Constructores españoles: “Que nadie espere que el precio de la vivienda baje un 30% o un 40% porque, antes de eso, se lo regalo al banco”; es para echarse a temblar. El sector inmobiliario ha dejado de ser el motor de la economía española para ser el cabeza de pelotón de los problemas económicos.

Por otro lado, el FMI también augura un aumento de la inflación media hasta el 4,5%, frente a las previsiones del Gobierno que las sitúan en el 3,5%. No sería hasta el 2009 cuando bajase al 2,6% dando un respiro a las políticas económicas.

Los países de Aisa (menos Japón), África, Latinoamérica y Oceanía moderarán sus crecimientos. El crecimiento mundial para el 2009 estará en torno al 3%. En cuanto a Europa y Norteamérica las cosas serán distintas. El riesgo de contracción económica, pese a las posibilidades de éxito de los planes rescate, es demasiado alto. Este año la eurozona crecerá un 1,3% y EEUU un 1,6%. En 2009 crecerán entre 0,1 y 0,2%. Los países europeos que tendrían crecimiento negativo serían: Islandia (-3.0%), Irlanda (-0.6%), Italia (-0.2%), España (-0.2%), Reino Unido (-0.1%); Alemania tendría crecimiento cero.

El FMI no solo ha dado malas noticias, espera que a finales de 2009 la recesión podría llegar a su fin, aunque dependería de los políticos, de si son capaces de controlar la inflación y de cómo lleven a cabo sus políticas estabilizadoras.

Anuncios