Por medio de otros blogs me doy cuenta de que hace unos días publiqué algo erróneo:

¿cómo está la industria? Pues lo poco bueno que ocurre se descompensa con todo lo malo que hay. Me explico: la cifra de negocios de la industria aumenta un 3,3%hasta julio (respecto del mismo período del año anterior), pero el coste laboral de las empresas sube un 5,3% en el segundo trimestre (se sitúa en 2.402,96) (el mayor crecimientro trimestral en cinco años), el coste salarial aumenta un 5,1% (tasa interanual) situándose en 1772,12€ trabajador/mes y el coste laboral por hora efectiva un 2,4%

Como se ve, no me cuadraban las cifras y ahora sé por qué: la cifra de negocios de la industria presentaba, según el INE, un aumento del 3,3%, pero no se le había corregido el calendario laboral y tampoco le han restado el componente de energía cuyos precios han crecido un 39%; además, los pedidos no solo no han aumentado, sino que siguen cayendo a precios corrientes y a precios reales.

Lamento el error, pero no tengo culpa de que las empresas que pagamos todos con nuestros impuestos traten de engañarnos, aunque sea para intentar hacer parecer que las cosas no están tan mal. Algunos proponen cambiar las siglas INE (Instituto Nacional de Estadística) por IME (Instituto de Manipulación Estadística). No sería mala idea.

Anuncios