(Si tenéis dudas económicas, dentro de muy poco comenzaremos la sección “Charlando con economistas”, en la que intentaremos destapar los factores ocultos de la crisis, afectaciones a España, el futuro de España, la bolsa española, financiación autonímica, empleo público…, anímate y no te quedes con la duda)

Hoy Solbes ha vuelto a rebajar (cosa común desde la precampaña electoral) el nivel de crecimiento del PIB, esta vez los sitúa entre el 0,1 y -0,1% para los dos últimos trimestres del año. No olvidemos que dice que lo malo llegará en 2009, y eso que en verano el déficit del Estado se ha multiplicado por 3 llegando a 14.638 millones de euros (un 1,31% del PIB).

El Gobierno está buscando medidas austeras y llegan 12 comunidades (todas menos País Vasco, Navarra, Cantabria, Galicia y Canarias) y le piden los anticipos de tesorería. ¿Qué ocurre? Que no se les puede conceder. Los presidentes de las CCAA se han pasado con la obra pública y ahora el ‘debe’ está llamando a la puerta. ¿A quién pedirán préstamos ahora que el Estado no puede concederles anticipos? ¿A los bancos, que ahora no se fían ni de sus empleados? (Pregunta para la próxima y primera entrevista a un economista).

Más cosas negativas: el EURIBOR por las nubes. Ha batido su récord histórico diario al llegar al 5,450% por la crisis de liquidez. Más que crisis de liquidez lo que hay ahora es crisis de confianza. Los bancos ya tienen muchas casas. Cada hipoteca que no se paga es una vivienda o vehículo más para el banco, y ¿qué hace el banco con casas que nadie puede comprar y que encima pierden valor? Es mal negocio prestar 100.000€ para comprar una casa y que cuando pasa a ser propiedad del banco esa casa por impago de la hipoteca cueste 75.000€. No da ni para los intereses. Son pérdidas netas. Uniendo datos: la venta de vivienda usada cae un 31,2% y la nueva un 12,3%.

Y ¿cómo está la industria? Pues lo poco bueno que ocurre se descompensa con todo lo malo que hay. Me explico: la cifra de negocios de la industria aumenta un 3,3% hasta julio (respecto del mismo período del año anterior), pero el coste laboral de las empresas sube un 5,3% en el segundo trimestre (se sitúa en 2.402,96) (el mayor crecimientro trimestral en cinco años), el coste salarial aumenta un 5,1% (tasa interanual) situándose en 1772,12€ trabajador/mes y el coste laboral por hora efectiva un 2,4%

Se dice que un pesimista es un optimista bien informado. Pues aquí tienen la información. Culpables: el precio del petróleo, que durante todo lo que va de año ha estado por las nubes (ahora vuelve a la carga, esperemos que no sea tan duro como venía siéndolo); el euro estaba muy fuerte, lo que hacía que vender a los extracomunitarios fuese más caro; la inflación estaba desbocada, lo que subía los precios de los bienes intermedios y finales de producción; y el panorama internacional nos iba avisando. 

Anuncios