(Nuestro primer colaborador nos va a ir contando poco a poco la situación que está viviendo su país, Argentina. Algunos hablan de revolución, otros de usar las armas para defender la Constitución, otros símplemente quieren quitar a ‘Cristina’ del poder. L.M.V. nos irá mostrando qué ocurre, cómo ocurre, quién hace que ocurra y por qué ocurre).

“Cuando la Patria esta en peligro, todo esta permitido, excepto, no defenderla”

José de San Martín

 

Desde el 14 de marzo de 2008, día en que comenzaron los cortes de rutas en contra de las retenciones móviles a la exportación de granos (liderado entre otros por el “Caudillo” Alfredo De Angelis), dando así comienzo a una extensa (y aun inconclusa) “Guerra Gaucha”.

En los meses siguientes solo se pensaba en si las góndolas tendrían alimentos, en cómo se abastecerían, etc. Convirtiendo al famoso ‘cacerolazo’ en moneda corriente, junto con las acusaciones de conspiración y planes de derrocar el gobierno elegido por el pueblo.

Poco a poco el ambiente se a puesto mas denso con piqueteros que calientan las calles; como Luís D’Elia que incluso llego a incitar a la violencia citando un fragmento del Art. 21 de la Constitución argentina que habla de levantarse en armas contra quienes amenacen a la patria, o en frases como: “Esta es una guerra total y los vamos a ir a buscar en todo el país”. Otros sucesos que han irritado al pueblo son las repetitivas situaciones de cortes de ruta que comienzan y terminan para volver a comenzarlos. O los constantes discursos presidenciales (de extensa duración) que no llevan a ninguna parte o incluyen sentencias como: “los piquetes de la abundancia”, todo esto sin mirar su propia gula. En un intento de justificar que el dinero de las retenciones ira al pueblo, cuando la Señora Presidente planea construir un tren bala de un costo de US$ 10.000.000, pero eso es otro tema.

En conclusión esta “Guerra Gaucha” es una prolongación de aquella (tal vez interminable) guerra entre Unitarios y Federales (Bs. As.Vs.. Interior del pais), que como en aquellos tiempos llevó a desangrar al país con sus guerras civiles y gobiernos dictatoriales; que ahora vuelve con sus ideales y sus “caudillos” en forma de cortes de ruta y cacerolazos en abundancia.

Esto solo a sido una breve mirada a la Argentina actual, la que alguna vez amenazó con ser un glorioso estado europeo en Latinoamérica y ahora se ve correr su sangre por ver quién se lleva más.

 

L.M.V.

Anuncios