Corea del Norte para demostrar su compromiso de parar la producción de armas nucleares ha destruido la torre de la principal central nuclear del país. Casi simultáneamente, George Bush anunciaba que iba a quitar de la lista de estados patrocinadores del terrorismo a Corea del Norte.

El principal problema del uso de energía nuclear es que con los residuos que deja se pueden hacer armas nucleares, y eso es difícil de controlar para el resto de países. Por eso los países “nuclearizados” ricos no queremos que países con alta posibilidad de financiar el terrorismo no toquen estos elementos. Es lógico, ¿alguien le daría una pistola a un vagabundo? Eso es lo que ocurre. Consecuencias: aumenta el consumo del petróleo (algunos dicen que queda poco y otros le ponen fecha, lo único que yo sé es que es el secreto mejor guardado de las petroleras) y, por tanto, su precio (ahora hablan de que el 71% del petróleo viene de la especulación); hoy ha batido un nuevo récord: 141,98 dólares, y, encima, la OPEP dice que puede llegar a los 170$ (Recuerdo que Goldman Sachs dijo que en un período de 6 a 18 meses el petróleo podría llegar a 200$/barril, han pasado algo más de un mes y ha subido casi 20$; no quiero insinuar nada)…

Anuncios