El Tratado de Lisboa sigue creando polémica. Esta vez en Irlanda, el único país que lo somete a referéndum. El nuevo Tratado, tras la fracasada Constitución, reduciría el número de Comisarios a 18 (en lugar de uno por país) (la Comisión Europea vela por los intereses de los países miembros). Irlanda podría ser uno de los países que (a partir de 2014) se quedasen sin comisario ya que es un país pequeño que ni siquiera representa al 1% de la población, y no quiere ver reducida su capacidad de actuación e influencia sobre el resto de países miembros.

La posobilidad de que el resultado del referéndum sea ‘no’ es muy alta, lo que podría hacer que la UE entrase en una nueva crisis.

Todavía, muchos se preguntan por qué una ampliación tan grande (12 países) en tan poco tiempo (3 años) y en un momento que los anuncios de recesión mundial son tan grandes.

Si se hubiera aprobado la Constitución, los países podrían decidir si seguir o salirse de la Unión Europea. Tal vez sea bueno/necesario que se vuelva a plantear.

Anuncios