Puede que por el rechazo de la ONU y del Vatiacno Silvio Berlusconi se retractara de su sonada ley declarando la inmigración ilegal como delito. El ser inmigrante ilegal, eso sí, será un gravamen si delinquen en territorio italiano.

Errar es humano.

Anuncios