Un comité dedicado a los auntos del cambio climático del Reino Unido ha instado al Gobierno a imponer cuotas en las emisiones de carbono (monóxido y dióxido) de cada ciudadano. Se calcularía según el gasto de combustible o los recibos de la luz para no sobrepasarse. Los que no agoten su cupo, podrían vender sus excedentes a otros ciudadanos.

Al final todo seguiría igual. Es como con las emisiones por países. Estados Unidos se las compra a Nigeria, Congo, Somalia,… les sale rentable…

Anuncios