Los posibles devastadores efectos del cambio climático hacen que aparezcan por todos sitios movimientos a favor de la energía nuclear. En todos menos en uno: España, donde la población está dividida. Pero en España, desde aquella campaña socialista de ¿Nuclear? No, gracias, se ha concienciado a la gente que es algo peligroso y han surgido numerosas asociaciones y plataformas contrarias a este tipo de energía.

La mayor parte de los países importantes de Europa tienen asumida la energía nuclear como medio para frenar el cambio climático. Por ejemplo (datos del 2006): Alemania (17 centrales, 32% de la energía total), Bélgica (7 centrales, 58% de la energía total), Francia (59 centrales, 78% de la energía total), Reino Unido (19 centrales, 19% de la energía total), Suecia (10 centrales, 48% de la energía total), Suiza (6 centrales, 37% de la energía total. En el mundo hay 438 centrales en 31 países, que producen el 17% de la energía que se consume en el mundo. Por supuesto, hay países ricos que no usan energía nuclear: Irlanda (dependencia energética: 87,4%), Italia (dependencia energética: 84,7%), Israel (dependencia energética: 96,4%).

Hay dos corrientes:
– Los que están en contra: se centran en la posible explosión y en las anteriores accidentes, como la de Chernobil, y en los residuos nucleares.
– Los que están a favor: defienden sus contribuciones al avance de la ciencia de la tecnología y de los pueblos en que se construyen.
A favor de los primeros, se puede decir que países como Rusia son un peligro. Este país ante amenaza de cualquier tipo lo primero que haría es un bombardeo nuclear. No hay diálogo, solo explosiones. Es comprensible que la gente se preocupe de que tengan armas nucleares. Como con Irán, Venezuela,…
¿Qué ocurrió en Chernobil?, principalmente fallos humanos. Lo primero es que para ahorrar presupuesto, no se le puso la coraza antimisiles que debía proteger el núcleo; si hubiera estado, puede que no hubiera ocurrido nada, y de haber ocurrido no habría sido tan grave. Y segundo, esta fue la causa de la explosión, después de decidir la reducción paulatina de la potencia generada para iniciar un test en el circuito de refrigeración se produjeron una serie de errores. El primero que el test exigía la desactivación del sistema de seguridad. Segundo, la ineficacia en la actuación de los operadores, que, ante las primeras señales de alarma, salieron corriendo. Al quedar desactivada la refrigeración se fue calentando el núcleo hasta que explotó.
Sobre los residuos nucleares, están surgiendo métodos en los que el uranio se puede recargar varias veces. Intentan conseguir que se pueda recargar tantas veces como dure su radioactividad. Es decir, que dé energía hasta que se convierta en un material inane.

¿Por qué necesita España la energía nuclear? Por su situación energética. España es un país sin recursos energéticos, importa más del 75% de la energía consumida (petróleo y gas natural). Tiene una difícil conexión con Europa. Los combustibles fósiles suelen depender de aspectos políticos que hace que sus precios suban. Además, España es el país que más dista de lo firmado en el Protocolo de Kyoto y las energías renovables tienen un coste elevado.

¿Cómo beneficiaría la energía nuclear a España? El 22% de las emisiones de CO2 se producen por la producción de energía. No se dependería de los contaminadores y, cada vez más, caros combustibles fósiles. El precio de la energía disminuiría. Las centrales españolas evitan la emisión de 50 millones de toneladas de CO2, cantidad que equivale al humo que genera el 75% del parque automovilístico nacional. Asimismo, la producción de electricidad con energía nuclear nos ahorra 2.500 millones de euros al año en importaciones de petróleo y gas (con sólo 8 centrales).

Es un tema muy politizado. El Gobierno va a aumentar la producción de energía mediante la quema de gas natural (producir un megavatio/hora con energía nuclear cuesta unos 15€; con gas, 60€). También tiene como objetivo cerrar todas las centrales nucleares (8  ) que producen el 20% de la energía total. Pero el mayor problema es están dividiendo la sociedad (cada vez hay más científicos y empresas que piensan que es la única solución), igual que el PSOE: Zapatero en contra y Felipe González a favor (dice que hay que conducir el problema y no se ha de ir a rastras).

¿Cómo acabará esto?

Bibliografía para ampliar información:
http://www.foronuclear.org/tabla_nuclearmundo.jsp
Anuncios