(Ya nadie da estas noticias, me he enterado por la prensa norteamericana, donde salía en portada. Debería darnos vergüenza, ya ni nos importa que muera gente en un conflicto armado. Sólo de vez en cuando y si cae algún españolito).

Un suicida, con una bomba adosada al cuerpo, ha matado a 15 personas (3 policías y 12 civiles) y ha dejado heridos a otras 22 en uno de los mercados con mayor afluencia del suroeste de Afganistán.

Afganistán está combatiendo una insurrección violenta contra los talibán. Al menos ya han muerto unas 1.200 en la insurgencia desde que comenzó 2008. Según la ONU, desde 2007 han muerto más de 8.000 personas.

Desde que murió Alejandro Magno (323 a.C.), y durante 7 conflictivos años los mongoles (1221-1227), nadie ha podido controlar el país. Los ingleses después de tres guerras en 80 años no consiguieron mantener el protectorado. La URSS con envío de tropas y recursos no pudo acabar con los insurgentes. EEUU, con ayudas económicas (en la, mal llamada, Guerra Fría) o militares (actualmente) tampoco a logrado estabilizarlo. Es una región seca y montañosa que siempre ha contado con numerosos grupos rebeldes. La violencia solo dará como resultado una mayor inestabilidad acompañada de más violencia.

Anuncios