El Levante lleva dos años con impago de salario a sus jugadores y éstos han decidido empezar la nueva huelga el sábado. La deuda con los jugadores asciende a 13 millones de euros. Aprovechan la ocasión contra el Madrid, porque, dicen, es la única forma de ser noticia.

Anuncios